Foro Río de la Plata



Foro Regional en defensa del Río de la Plata, la salud y el medio ambiente.

2 de febrero un día de lucha en defensa de los humedales y los bosques nativos

costa del río de la plataEl Comité Permanente de la Convención de Ramsar aprobó para el 2017 la consigna “Humedales para la reducción del riesgo de desastres”. Parece cómico sino fuera tan terrible.

Según la Convención sobre Humedales las estimaciones científicas muestran que han desaparecido el 64 % de los humedales del planeta.

A consecuencia de ello, el acceso al agua dulce está mermando para entre uno y dos mil millones de personas en el mundo, y el control de las inundaciones, el almacenamiento de carbono y los medios de vida tradicionales relacionados con los humedales se ven seriamente afectados.

Al mismo tiempo, las poblaciones de especies de agua dulce disminuyeron en un 76 % entre 1970 y 2010 según el Índice Planeta Vivo de WWF.

La Convención de Ramsar ha indicado la pérdida de más de 1.000 humedales entre 1970 y 2008. En términos generales, la extensión de dichos humedales se redujo en un 40 % como promedio durante este período. Aunque existen grandes diferencias entre tipo de humedales y regiones, la tendencia es sostenida e inequívoca.

Como todos los años seguimos sosteniendo que el 2 de febrero debería dejar de ser el día mundial de los humedales para pasar a convertirse en el “Día Mundial en Defensa de los Humedales”. Una fecha que deje de ser un intranscendente recordatorio para convertirse en una jornada mundial de lucha, para evitar la destrucción y desaparición progresiva de los humedales.

En nuestro país existen apenas 22 Sitios Ramsar, totalizando una superficie de apenas 5.625.407 ha de ambientes diversos, tales como lagunas altoandinas, zonas costeras marinas, lagunas endorreicas y cuencas hidrográficas.

Todos los gobiernos, sin ninguna excepción, a lo largo de estos años no se preocuparon por solicitar la inscripción formal de otras regiones del país para ser incluidas en los sitios Ramsar, eso responde pura y exclusivamente a que en estos últimos años los mayores negocios inmobiliarios –particularmente en la provincia de Buenos Aires- se generan alrededor de los humedales ribereños.

Otros factores son los grandes cambios en el uso del suelo, particularmente el aumento de la agricultura y el pastoreo, la tala indiscriminada y la desviación de agua mediante represas, diques y canalizaciones.

Es bueno recordar que los humedales son sistemas o ambientes en donde el agua es el principal factor que condiciona el medio y la vida vegetal y animal asociada a ellos. Existen diversas formas de humedales y sus diferencias están dadas por el paisaje, el clima, la hidrología, la vegetación y los suelos.

Los humedales son ecosistemas de gran importancia por la diversidad biológica que sustentan y los procesos hidrológicos y ecológicos que en ellos ocurren.

Los humedales ribereños, como en nuestra región, son quienes regulan el movimiento de los ríos y se convierten en el factor central para evitar las inundaciones. Son los mayores reservorios de purificación de agua dulce para la posterior recarga de los acuíferos.

Aunque parezca redundante es necesario insistir en la interrelación existente entre los Bosques Nativos Ribereños y los humedales costeros.

El año 2016 fue particularmente lamentable en lo que a la hace a la acción del gobierno nacional y los provinciales.

El Senado de la Nación dio media sanción a una Ley de Humedales que nos introduce en una zona gris altamente riesgosa por todas sus impresiones y la ausencia de una serie de elementos de fundamental importancia.

En la provincia de Córdoba se aprobó modificaciones a la Ley provincial de Bosques haciéndola aún más regresivas que la anterior.

En Buenos Aires se aprobó la ley 14.888 de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos, que pone en riesgo el 30% de los bosques nativos y el 60% de los humedales. Una ley de carácter inconstitucional, por estar debajo de los principios establecidos en la Ley Nacional de Bosques Nativos y la Ley del Ambiente. Una ley regresiva al servicio de los intereses de las multinacionales inmobiliarias y la burguesía maderera.

Una ley que desconoce actuales zonas de bosques o que asigna valores de conservación por debajo de los ya existentes, habilitando desmontes para mega emprendimientos inmobiliarios. De esta manera, se convirtió en una ley anti-bosques.

Bosque nativo en peligro

Bosque nativo en peligro

Este 2 de febrero, como todos y cada uno de los días de nuestra actividad en defensa de la naturaleza nos encuentra luchando:

  • Para que se declare la inconstitucionalidad de la ley provincial 14.888,
  • Para que los Diputados de nacionales no aprueben una ley de humedales que ponga en peligro a los sistemas naturales más importante del país.

Este 2 de febrero nos encuentra peleando para impedir la destrucción del bosque y humedales de la Reserva de Bernal – Avellaneda, donde la multinacional Techint intenta construir un barrio de lujo.

Este 2 de febrero nos encuentra batallando para impedir que el Gobierno Municipal de Berazategui siga avanzando en la destrucción de los bosques nativos y humedales en la costa del Río de la Plata en la localidad de Hudson, donde ya se construyen 7 barrios cerrados.

Coordinadora por los bosques nativosEste 2 de febrero nos encontró reclamando frente al Ministerio de Ambiente de la Nación, junto a los compañeros de la recientemente constituida Coordinadora por los bosques nativos bonaerense, para seguir la batalla contra todos los que trafican con la naturaleza. Hoy más que nunca es necesario aunar fuerzas para pararles la mano.