Foro Río de la Plata



Foro Regional en defensa del Río de la Plata, la salud y el medio ambiente.

El bosque no se vende, el bosque se defiende

Sumate a la campaña de firmas y reclama vos también a los Diputados que no aprueben el proyecto que atenta contra los Bosques Nativos bonaerenses: clic aquí y hace llegar tu reclamo.

Legislar para retroceder y entregar los espacios verdes

A fines de agosto de este año el Senado Bonaerense le dio media sanción a la ley que establece las normas complementarias para la conservación y el manejo sostenible de los bosques nativos de la provincia de Buenos Aires y aprueba el Ordenamiento Territorial de los mismos.  El proyecto disminuye entre un 50 y 60% los espacios considerados categoría I y II en toda la provincia de Buenos Aires, es decir, áreas que eran consideradas de  muy alto valor de conservación y de mediano valor de conservación ahora quedan expuestas a la devastación y los negocios inmobiliarios, con las consecuencias catastróficas para las poblaciones que habitan estas regiones.

Entrega de los espacios verdes: Que aprobó el Senado bonaerense

El Senado Bonaerense le dio media sanción a una ley que abre camino a los negocios inmobiliarios. Ya los vemos asentados en toda la costa norte del Río de La Plata y en la cuenca baja de río Luján. En esos lugares, como Tigre y Pilar, ya se ven las consecuencias que trajeron el asentamiento de mega emprendimientos privados: inundaciones y privatización de la costa.

Ahora van por la costa sur del Río de la Plata.

Puntualmente, en el proyecto se han disminuido entre un 50 y 60% los espacios considerados categoría I y II en toda la provincia de Buenos Aires, es decir, áreas de muy alto valor de conservación que no deben transformarse y áreas de mediano valor de conservación.

En Bernal, es difusa la categorización que tendría la Reserva. De no ser precisa podría habilitarle a Techint la construcción del mega emprendimiento Nueva Costa del Plata.

En la costa sur del Río de La Plata se disminuyó a un 1/3 de su superficie la Selva Marginal de Hudson (Categoría I) y se borró de un plumazo todo lo que podría considerarse áreas de amortiguación para su protección, elemento esencial a la hora de considerar la conservación de cualquier área protegida.

También se bajó de categoría a toda la zona boscosa ribereña y de esta manera se afecta a los humedales y valles de inundación, comprendidos en normativas anteriores. Por otro lado, el mapa con que el Senado dio media sanción a la ley es totalmente confuso, está en una escala donde no se puede precisar nada y no tiene delimitado los arroyos de la región.

Si se aprueba esta ley, de desprotección legal de los bosques nativos, las topadoras de las empresas constructoras van a destruir los humedales y valles de inundación. El riesgo es claro, no sólo lo indica el sentido común, sino también la ciencia: si se destruyen los ecosistemas que la naturaleza creó para contener las crecidas del río las comunidades que viven cerca de la costa se van a inundar, como ya pasa en Tigre, Luján, Pilar, y todas las ciudades donde ya se asentaron los mega emprendimientos privados.

El futuro es de riesgo. Es ahora cuando las comunidades debemos organizarnos y detener el avance de las topadoras, después será demasiado tarde.

Legislar para retroceder: recta final en la entrega de los espacios verdes

Estamos llegando al final de una estrategia que desde hace cuatro años los organismos provinciales, con el aval del Poder Legislativo, están llevando adelante con un fin claro: terminar de entregar los espacios que las empresas constructoras necesitan para construir sus mega emprendimientos.

En el año 2011 comenzó este plan, cuando el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) convocó 4 talleres en distintas regiones de la provincia para poner en discusión sus propuestas de ordenamiento territorial.

¿Qué es el ordenamiento territorial?: Es un mapa que identifica todos los espacios verdes y bosques nativos de una región y los divide por categorías (I, II y III, como mencionábamos en la primer parte de esta nota), según su importancia en la conservación del medio ambiente. La Ley Nacional 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, establece que las provincias deben establecer su propio ordenamiento territorial, o sea, que los organismos a cargo, en el caso de Bs. As. el OPDS, deben desarrollar estos mapas.

En el taller realizado en la ciudad de Ensenada, la enorme mayoría de las organizaciones y personas presentes rechazamos la propuesta realizada. Lo mismo sucedió en los otros talleres, ya que se disminuían los espacios en las tres categorías.

Sin embargo, el OPDS siguió con su plan y en el 2013, realizó una nueva presentación en la Casa de Gobierno bonaerense, donde se pudo ver que no se tuvo en cuenta las conclusiones de los talleres y por el contrario le había incorporado, a la idea inicial, cambios que empeoraban la propuesta.

El OPDS siguió como un organismo absolutamente autista y el 14 de febrero de 2014 convocó en el Anexo de la Cámara de Diputados a una Audiencia Pública para debatir su propuesta definitiva. La Audiencia Pública estuvo viciada de nulidad, con presentaciones abstractas y generales y con planos en escalas que no permitía ver cabalmente cuáles eran las regiones propuestas para cada una de las tres categorías. Por esos motivos, la audiencia fue impugnada y la propuesta rechazada.

En estos cuatro años transcurridos, la propuesta fue empeorando hasta llegar a la aprobada el pasado 26 de agosto en el Senado.

La destrucción de lo poco que queda de verde en la Provincia de Buenos Aires en inminente. Pero podemos hacer algo: reclamarle a los diputados que tratarán próximamente esta ley que no le den la mitad de  sanción que le falta.

¡No permitas que cambien el verde por $$$verdes$$$, poniendo en riesgo el buen vivir de tu comunidad!