Foro Río de la Plata



Foro Regional en defensa del Río de la Plata, la salud y el medio ambiente.

Situación actual del ecosistema de la costa de Hudson.

EL BOSQUE, LOS HUMEDALES Y VALLES DE INUNDACIÓN EN LA RIBERA DE HUDSON ESTÁN SIENDO DEVASTADOS PONIENDO EN RIESGO UNA DE LA BIODIVERSIDAD MÁS RICA DE LA REGIÓN.

IMG_4882

Ir a la costa de Hudson, como a la de Quilmes, fue para muchos habitantes de la región casi la única salida en los veranos. Para ir a Hudson, lo único que necesitábamos era que mejoraran los puentes que estaban viejos y desvencijados y  el camino para no tener que salir apresuradamente sin llovía. NUNCA PEDIMOS UN CAMINO QUE MODIFICARA LA GEOGRAFÍA DEL LUGAR.

Eso funcionó así hasta que la aparición de los barrios privados y cerrados, que con el tiempo se convirtieron primero en un gran negocio, luego en un gran negociado luego y por último en el gran depredador de bosques y ríos.

La Costa de Hudson no se salvó a esa lógica perversa del llamado “progreso”, que en el caso de los barrios privados se los puede señalar  como refugio “seguros” para los pocos que tienen dinero y que nada les interesa sus semejantes.

En esta lógica y después de haber llenado de country todos los terrenos linderos a la autopista en su tramo a la rotonda de Alpargatas, pusieron sus ojos en la costa y alrededores, siguiendo el fracaso del primer intento que se llamó Puerto Trinidad.

La ribera de Hudson es un Ecosistema compuesto por el bosques ribereños, los humedales, valles de inundación e incluso se encuentra la selva más austral del mundo, parte de la Reserva de Punta Lara, que es de características amazónicas, la que se formó a lo largo de cientos de años con los relictos del amazona.

Bosques ribereños. Con frecuencia, en los lados de los grandes ríos se forman pantanos, ciénagas, lagunas y pequeños arroyos. Al conjunto del agua y los hábitats húmedos en el área circundante se le llama zona ribereña o bosque ribereño.

Las zonas ribereñas sirven como corredores en los viajes de los animales. Las plantas también usan los ríos como un método eficiente para la dispersión de sus semillas. Algunos tipos de árboles solamente crecen en los bancos de los ríos, y tienen semillas desarrolladas especialmente que caen en el agua y flotan por grandes distancias.

Las zonas ribereñas son conexiones perfectas entre hábitats diferentes. Estos corredores son usados por mamíferos y aves como rutas migratorias entre hábitats estacionales. También son necesarias porciones saludables de bosque entre zonas ribereñas para que los animales y plantas migren entre áreas que están muy separadas. Si cualquiera de estos corredores es bloqueado o interrumpido, los animales, plantas y nutrientes inorgánicos son impedidos de moverse a través de los bosques. 

En el caso del bosque de Hudson integran el ecosistema, además de los  humedales y valles de inundación, un reservorio de arboles nativos entre los que se encuentran: el tala, ceibos, alisos de río, chalchal, curupí, sauce criollo, sen, junco, laurel de rio, palo amarillo, entre muchos otros.

Como todo tipo de grandes extensiones de espacios verdes es un pulmón de aire puro para la gran concentración urbana en la que se encuentra nuestra región.

Humedales. Cumplen la función esencial de ser recargas de agua pura para los ríos subterráneos o acuíferos, de donde se extrae el agua que toman millones de personas. En nuestro caso –Berazategui- es una de las zonas provistas por el agua del acuífero Puelche.

Según el Convenio de Ramsar: “Un humedal es una zona de la superficie terrestre que está temporal o permanentemente inundada, regulada por factores climáticos y en constante interrelación con los seres vivos que la habitan”. “Las extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de aguas, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros”. “Podrán comprender sus zonas ribereñas o costeras adyacentes, así como las islas o extensiones de agua marina de una profundidad superior a los seis metros en marea baja, cuando se encuentren dentro del humedal”.

Rellenar los humedales, se convierte en un riesgo para la salud de los habitantes de la región y contribuir a evitar que los ríos subterráneos o acuíferos reciban agua sana para su posterior utilización.

Valles de inundación: Una llanura aluvial, vega, llanura de inundación, o valle de inundación, es la parte orográfica que contiene un cauce y que puede ser inundada ante una eventual crecida de las aguas de éste. Además contienen las aguas que se desplazan desde el continente en búsqueda de su lugar natural, es decir el rio, arroyo o lago, según las circunstancias.

Son lugares que completan la biodiversidad de distintos ecosistemas naturales. No son tierras perdidas ya que evitan las inundaciones de las poblaciones cercanas, cuando los arroyos no tienen capacidad suficiente para recibir toda el agua que viene naturalmente hacia él. Además pueden ser usadas, convenientemente controladas, para zonas de explotación agropecuaria y constituyen zonas interesantes para el desarrollo del riego, debido a la topografía favorable para desviar el agua del río hacia cualquier punto de su zona aluvial. Se trata entonces de zonas vulnerables.

Lo sucedido durante las inundaciones en La Plata, durante el año 2013, es un claro ejemplo de lo que significa rellenar o elevar artificialmente los valles de inundación. Producido un exceso de agua por intensas lluvias, cuando buscaron sus lugares naturales para esperar su desplazamiento hacia el río se encontraron que estos lugares estaban ocupados por el hombre y se produjo la catástrofe conocida.

¿Podrá suceder lo mismo con Pueblo Nuevo cuando el Baldovino no tenga capacidad suficiente para llevar las aguas hasta el río y al encontrar su valle de inundación elevado busque una salida en su cuenca media?

Que está pasando estos últimos años en la costa de Hudson 

Durante el año 2010 el municipio elevó y asfaltó la calle 63 de acceso a la costa. Para ello elevó el terreno cerca de dos metros y produjo el corte de las aguas que corrían en dirección norte sur y bloqueo el paso del arroyo grande que corría casi paralelo a la costa desde el arroyo conchitas hasta las cercanías del Baldovino.

El asfalto de la calle 63 se terminó con una rotonda seca sobre la costa del río para lo que se voltearon centenares de arboles pertenecientes la bosque ribereño. Simultáneamente se inició la construcción de un murallón y un camino costero con los cuales se pretendía llegar hasta el barrio Puerto Trinidad.

Aunque la obra esté detenida e inconclusa igual se ha convertido en un impedimento para el vínculo natural entre el río, el bosque y los humedales.

En septiembre de 2014 el Foro denunció esta obra ante el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) y la Defensoría del Pueblo de la Provincia. Unos meses después ante la negativa de detener la obra mencionada presentamos un Recurso de Amparo que fue tenido en cuenta por la Justicia y sique en vigencia hasta la actualidad.La Justicia obligó la convocatoria a una Audiencia Pública, que se llevó a cabo en octubre de 2016, quienes participaron de la Audiencia mayoritariamente se pronunciaron contra la realización de la obras.

Por esos mismos años las empresas Caputo Hnos. e Inmobiliaria Achaval comenzaron con su proyecto inmobiliario denominado Pueblos del Plata, el que contempla la construcción de cuatro barrios privados.

Los hechos demostraron la validez de nuestra denuncia en cuanto que la construcción de la calle 63, el murallón y el camino costero, se convertían en una obra que tenía como objetivo asegurar el emprendimiento inmobiliario privado.

En este último año, y como parte de la construcción del cuarto barrio (El Cano) se ha detectado una excesiva salinización en las aguas de los humedales y toda el agua que mediante murallones de tierra se contienen en esa porción de tierras lo que ha provocado que se secara parte del bosque. Esto posibilitó que la empresa arremetiera contra el mismo y volteara centenares de árboles pertenecientes al bosque, violando la Ley Nacional de Bosque y el propio reordenamiento territorial de la provincia de Buenos Aires.

La combinación de la salinización de las aguas que vienen desde el oeste y ruptura del natural contacto del bosque con el agua del río (debido a que la parte del murallón y camino costero construido impide ese vinculo) está produciendo que lo que queda aún de bosque en pie se vaya paulatinamente secando, poniendo en serio riesgo todo la biodiversidad de la región.

Este mismo fenómeno se está produciendo sobre la parte del bosque que se encuentra al sur de la calle 63.

Completando el panorama, hace apenas unas pocas semanas el Intendente de Berazategui aprobó la ordenanza 5594/18, que complementa la anterior 4933/13 desafectando de zona de Reserva (Re) y afectándola como Zona Residencial Extraurbana 6 (REU 6) un vasto predio de 900 Hectáreas, que va desde la Autopista Buenos Aires – La Plata al camino de Las Rosas y de la calle 63 al Canal Baldovino habilitando a la sociedad compuesta por Enrique Pedro Basla (emprendimiento Lagos de Hudson) y el Grupo Monarca SA a construir un complejo de tres barrios privados qué se llamaría Lagoon Hudson. De esta manera afectan el bosque ribereño, sus humedales y un enorme valle de inundación. Sin autorización municipal (al menos no hay cartel de obra), ni Estudios de Impacto Ambiental, ni de aptitud hidráulica.

La última doble acción de las autoridades locales es haber señalizado la zona con carteles que la califican como ambiente natural protegido, la misma región en la que han permitido la construcción de al menos de 8 barrios privados que producirán el mayor daño ambiental conocido. Obviamente el municipio había tomado una decisión contradictoria con su apoyo permanente a los negocios inmobiliarios privados. Advertido de ello cambió rápidamente los carteles que había colocado reconociendo la existencia de la RESERVA NATURAL DE HUDSON, por otros que solo te dan la bienvenida a la costa, PORQUE LA RESERVA LA ESTÁN DESTRUYENDO

No está de más recordar que se llama ambiente natural al terreno que no ha sido alterado por el ser humano; es decir, que se presenta tal como fue creado por la naturaleza. Dado que la presencia del hombre siempre, de una forma u otra, termina modificando el entorno, la expresión suele usarse para nombrar a una región de particular importancia por sus características naturales.

A modo de información queremos señalar alguno de los resultados obtenidos durante la última caminata por el bosque y los humedales de Hudson, particularmente dos hechos destacados:

  • Los especialistas ubicaron 19 especies de árboles y plantas nativas, entre las que se encontraban: mata ojos, canelones, sarandí blanco, alisos de rio, curupí, murta, laurel de rio, palo amarillo, ceibos, chal chal, el sesbania punicea (o acacia mansa),anacahuita, cina-cina, rama negra, sauces, tala, juncos, espinillo, coronillo.
  • El Foro convocó a esta iniciativa junto con el Club de Observadores de Aves de la Reserva Ecológica de Bernal los que realizaron un detallado informe sobre la zona recorrida y las 67 especies de aves por ellos observadas.

Julio de 2018

FORO REGIONAL RIBEREÑO EN DEFENSA DEL RIO DE LA PLATA, LA SALUD Y EL MEDIO AMBIENTE

logo_campaña1

 

Nos encontras:

Mail: info@fororiodelaplata.com.ar
F: @fororio.delaplata
Web: www.fororiodelaplata.com.ar