Residuos Sólidos Urbanos. Falsa campaña de concientización del Municipio de Berazategui

El Municipio de Berazategui a lanzado, de manera lenta, como tanteando el camino, su “Campaña de concientización sobre Residuos Sólidos Urbanos”. Una vez más demuestra absoluto desconocimiento sobre el tema o lo que sería mucho peor una firme decisión de priorizar los negocios por encima de la salud de la población. 

Hace ya unas semanas que se encuentran repartiendo, en algunos barrios del Distrito, un volante donde hablan de reciclar todo lo reciclable para reutilizar y reusar. Haciendo una caprichosa interpretación de cómo manejar los RSU plantean separar sólo el papel, los envases y el vidrio y no así, pilas, restos de comida, pañales, algodón, trapos contaminados con tintas y pinturas, elementos de higiene personal, entre otras cosas que no mencionan, que sin lugar a dudas piensan recoger y enviar a la CEAMSE. 

Es decir todo lo que se puede negociar y vender fácilmente, poniendo especial atención en los envases de Tetra Brik. 

Por algún lugar había que empezar puede pensar un lector desprevenido, pero resulta que el díptico que reparten en casa por casa y que son entregado en mano a los vecinos, llevan la propaganda de Tetra Pak SRL, una multinacional de capitales canadienses que en la Argentina se dedica a fabricar papel, cartón ondulado y envases de papel y cartón. La especialidad de esta empresa ubicada en la provincia de La Rioja y que factura 100 millones de pesos anuales, es trabajar con los envases de teta brik. Impulsores de la llamada Ruta del reciclado y cuya acción está basada en la recuperación del los envases de Tetra Brik. Vaya casualidad. 

Sobre que piensan hacer con el vidrio es obvio si vivimos en la Capital Nacional del Vidrio. Venta asegurada. 

Nosotros seguiremos insistiendo que aún no se conoce un sistema mejor que: 

  • Separar en origen (lugar donde se produce): por un lado los residuos inorgánicos (esos que el Municipio llaman a separar), en una segunda bolsa los orgánicos (restos de comida fundamentalmente) y en una tercera las pilas, pinturas, elementos de higiene, pañales, agujas descartables, algodones, etc.)
  • Recolección diferenciada de cada una de las bolsas, en días previamente y claramente publicitados.
  • Tratamiento integral de cada uno de estos residuos, en una planta apta para esta tarea. 

Estos tres pasos deben complementarse con: 

  • Contenedores para arrojar la basura electrónica y residuos hogareños de gran porte (cocinas, heladeras, muebles en desuso, etc)
  • Ley de envases nacional que progresivamente prohíba la fabricación de productos de plástico
  • Cierre de la Ceamse 

Si progresivamente no llegamos a un sistema integral de estas características lo que seguirá primando será el negocio de la basura y quedará relegada al olvido la salud de la población. 

¡¡El problema no es la basura, sino el negocio de la basura!!

 Río de la Plata, abril de 2013

También te podría gustar...