Esta vez se hizo Justicia: El Municipio de Berazategui debe parar la construcción del Basural de El Pato.

Como respuesta a la lucha de años, el Juez Contencioso Administrativo Luis Arias resolvió hacer lugar a la medida cautelar solicitada por vecinos y organizaciones sociales disponiendo la paralización de las obra vinculada a la instalación de un nuevo basural en El Pato.

Así logramos frenar la construcción ilegal de la llamada “Planta de Separación y Compostaje de Residuos Sólidos Domiciliarios”, que el Municipio pretende instalar en la calle 517 entre 645 y 659 de El Pato, partido de Berazategui.

La Justicia dictaminó la suspensión de las obras de manera inmediata hasta tanto el Municipio de Berazategui cumpla con lo establecido por la legislación vigente. (Ver texto completo de la resolución Judicial)

La problemática comenzó hace unos años cuando se habló de una planta en común entre los Municipios de Berazategui y Varela, idea abortada por una fuerte resistencia principalmente de los varelenses. A partir de allí los Mussi comenzaron a legislar localmente y a realizar anuncios muy generales sobre lo que llamaron Planta de Separación y Compostaje, aunque nunca informaron con precisión de qué se trataba la propuesta. La poca información, que se obtuvo de algún funcionario municipal, incluso algunos de ellos ya no están en las filas del oficialismo local, fue debido a una consecuente lucha del movimiento social y particularmente de los vecinos de El Pato.

La constante fue y es la falta de información, escondiendo que las leyes de medio ambiente estipulan que un emprendimiento de estas características debe tener una amplia divulgación social. Para eso el municipio debe convocar a audiencias públicas oficiales, con invitación no solo a los vecinos, sino también a las organizaciones ambientales y sociales, para que expresen su parecer sobre la planta de tratamiento.

Junto con la convocatoria a una Audiencia Pública, la comuna debe realizar la apertura de un registro de disensos donde los que están en contra del emprendimiento lo dejen asentado y justificado por escrito.

Al igual que  lo “técnico”, tiene tanta o más importancia lo ambiental y sanitario para lo que se requiere un estudio de impacto ambiental aprobado por el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), organismo encargado de afirmar que dicha planta no traerá consecuencias sanitarias a los vecinos que vivan cerca. El estudio de impacto ambiental es un misterio…

De este modo, entre gallos y medianoche, la Municipalidad de Berazategui empezó a construir una planta de residuos que le puede cambiar la vida a los lugareños que viven en sus inmediaciones, vulnerando las leyes ambientales nacionales y provinciales. Esto lo entendió así el Juez Arias y mandó a parar la obra.

Este triunfo de la lucha social nos estimula a seguir luchando contra cualquier intento de repetir maniobras de este tipo en cualquier lugar de la región y poner especial hincapié en terminar con el basural municipal de Plátanos Norte.

También te podría gustar...