Mientras nadie escucha a los vecinos el ENRE sigue paseando su versión paradisíaca de la Subestación Rigolleau.

Información de prensa
Se agradece su difusión

El Ente Regulador de la Electricidad (ENRE), organismo oficial de control a las empresas de energía, sigue desarrollando su plan de charlas con directivos de las escuelas del Distrito, difundiendo su versión paradisíaca de las subestaciones eléctricas y desconociendo la opinión contraria de cientos de científicos del mundo que afirman que el nivel de generación magnética, que va a producir la subestación Rigolleau, duplicará los riesgos de leucemia en los niños y cáncer en los adultos mayores.

De esta manera quienes deberían ser defensores de la salud de la gente se convierten en protectores de los intereses económicos de Edesur, multinacional italiana que en su país debe respetar las normas que obcecadamente se niega a cumplir en nuestro país, avalados por la necedad de un organismo de control que se maneja con normas técnicas y no sanitarias. Es al ENRE al que hacemos responsables de los daños que la puesta en marcha de la subestación pueda causar entre los vecinos de los alrededores.

Mientras el ENRE sigue paseando su verso por Berazategui, continua sin ser escuchado el reclamo de aplicación del criterio precautorio que establece la Ley General del Ambiente y la creación de una Ley Sanitaria que regule los niveles de magnetismo que pueden ser soportados –sin que genere daño- por el cuerpo humano.

Mientras tanto, los vecinos y organizaciones sociales seguimos esperando ser escuchados por la Presidencia de la Nación, o el Ministerio de Planificación Federal, o la Secretaria de Política Ambiental de la Nación, o el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, o el Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable (OPDS) o el Intendente Municipal, a quienes se le solicitó entrevista en reiteradas oportunidades.

No escuchar el reclamo popular es una necedad y como dijo Santiago Ramón y Cajal, Médico español. Premio Nobel de Medicina en 1906: “Se conocen infinitas clases de necios; la más deplorable es la de los parlanchines empeñados en demostrar que tienen talento”.

Convocamos a todos los habitantes de Berazategui, a no dejarse engañar con el canto de sirenas que dice que con la subestación Rigolleau se resuelven todos los problemas energéticos del Distrito. Las subestaciones se pueden hacer fuera del casco céntrico, como lo demuestra el ejemplo de la que el Estado Nacional está realizando a la vera de la autopista Buenos Aires – La Plata, lugar que venimos sugiriendo desde hace 7 años.

Berazategui, 27 de octubre de 2011
Foro Regional en Defensa del Río de la Plata, la Salud y el Medio Ambiente

prensa@fororiodelaplata.com.ar

También te podría gustar...