Juntarnos para defender nuestro derecho a vivir en un ambiente sano

Mientras el poder político se mantiene en su tesitura de no escuchar los reclamos de la gente, ésta responde agrupándose, juntando fuerzas, intercambiando opiniones y haciéndose oír de manera conjunta, y así fortalecerse y lograr sus objetivos. 

De hecho es lo que sucedió por la tarde del sábado 24 de agosto en la peatonal del centro de Berazategui, cuando vecinos de Plátanos Norte, El Pato y Gutiérrez, junto con el Foro en Defensa del Río de la Plata, la Salud y el Medio Ambiente y el Foro por los Derechos de la Niñez, la Adolescencia y la Juventud de Berazategui, nos encontramos para conversar con los vecinos que transitaban por este paseo céntrico, para contarles acerca de la existencia del basural Municipal, absolutamente ilegal, en Plátanos Norte, o del silencio cómplice del gobierno comunal respecto a la degradación –también con basura- que se está produciendo en lo que era un espacio de recreación -sostenido por los vecinos- en el Camino Gral. Belgrano y 422 de Gutiérrez o de la Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos que informan las autoridades que van a construir en El Pato, pero que se niegan sistemáticamente a dar cualquier tipo de información, -siendo que, por ley, están obligados a informar-, y que el Organismo para el Desarrollo Sostenible (OPDS) de la provincia de Buenos Aires niegan que tengan algún tipo de estudio de impacto ambiental, estudio del suelo o hídrico, aprobado. 

Llamativamente a 30 metros de donde nos encontrábamos se estaba realizando una actividad para los niños organizada por el Bloque de Concejales del Partido Justicialista, con la presencia del Dr. Juan J. Mussi, Secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, quien en ningún momento se acercó a conversar con el numeroso grupo de vecinos que repartían volantes y habían desplegado varios carteles y fotos mostrando sus reclamos. Más aún avanzó hasta donde empezaban a estar las fotos y retrocedió como si lo persiguiera el diablo. ¿No le importaba el reclamo? ¿Cómo responsable del área no tenía nada que decir? ¿En una actividad para los niños no se interesaron por la salud de aquellos que afectados por un basural ilegal en su municipio recorren hospitales buscando tratamientos para sus afecciones de piel y respiratorias? 

Estás actividades conjuntas se seguirán haciendo y por este camino nos iremos encontrando con los que vienen por el mismo sendero. Sendero que nos acerca a un espacio común que nos sacará del mero reclamo, para ir avanzando en la creación de un amplio movimiento social que basado en la lucha por la defensa de nuestro derecho a vivir en un ambiente sano nos lleve a dar batalla contra el responsable final de estos atropellos, que no es otro que el sistema de acumulación y distribución perverso que solo busca atesorar riqueza y poder a favor de los más poderosos. Por este sendero diremos una y otra vez que NO SEREMOS daños colaterales de un sistema que pone por delante el dinero y nos enferma y mata.

También te podría gustar...