Subestación Rigolleau: El Pueblo ya sabe de qué se trata

El ENRE, Ente Nacional Regulador de la Electricidad, ofreció hace unos meses realizar un Foro de Debate –entre todos los involucrados- en torno a la puesta en marcha de la Subestación Rigolleau.

El tiempo fue pasando, y el debate no se convocó. Fueron apareciendo las excusas. Primero necesitaban la autorización del Juez Federal actuante, después que el Dr. Armella los citó – junto a la empresa y el municipio- a una reunión; más luego el Juez habría pedido licencia, para luego terminar asumiendo la verdad: el ENRE presentó su propuesta de difusión y esclarecimiento, en la que NO se contemplan el traslado de la subestación, punto de partida de cualquier conversación que involucre tanto a los vecinos, como a las organizaciones ambientales y sociales que desde hace 7 años lo reclamamos.

La intención del ENRE no era hacer un Foro para debatir, escuchar las posiciones y ejecutar las conclusiones correctas, sino que sólo querían juntar gente para hablarles de las bondades de la “salvadora subestación Rigolleau” la “madre de todas las soluciones energéticas para Berazategui” y ganar tiempo.

Mientras demoraban el encuentro preparaban reuniones en distintos lugares del municipio para llevar “su verdad”, sin asumir nada de lo que le hemos probado hasta el momento y demostrar que se basan en principios técnicos, no médicos, para asegurar que los parámetros permitidos no enferman y matan.

Ha quedado demostrado que el ENRE, como parte de un engranaje de complicidades y responsabilidades difícil de calificar, está intentando jugar con todos los que buscamos soluciones, a través del diálogo y el debate franco y participativo, a un grave problema que afectaría la salud de cientos de vecinos de Berazategui. Parecería que ellos también pretenden ganar tiempo hasta que pasen las elecciones.

La Presidenta de la Nación derivó a los vecinos a funcionarios que se niegan a escucharlos, -léase Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación y Gobierno de la provincia de Buenos Aires-; el Juez Armella no contesta los pedidos de reunión que realizamos los afectados; el Municipio sostiene infundadamente que la subestación no contamina y que no ponerla en funcionamiento conspira contra el “progreso” de Berazategui. Ahora  el ENRE, juega a “bicicletear” la situación. Son todos partes del mismo engranaje.

A este accionar perverso, de quien tendría que actuar como ente de control y que tiene la obligación de moverse en consonancia con la opinión de los afectados, se ha sumado el trabajo hormiga de manos oscuras y especulativas, que apelando a la gastada –pero a veces efectiva- figura de la “politización del conflicto”, del “accionar de personajes siniestros provenientes de la ‘izquierda´” o “de falta de democracia en la toma de decisiones”, intentan romper, sin éxito, la unidad de criterio y accionar de los vecinos, entre si, y de ellos con las organizaciones sociales que luchamos a la par y que estamos en el conflicto desde siempre.

Vamos a pelear para que la perversidad del ENRE no pase, como pelearemos para desenmascarar a un gobierno local, provincial y nacional que se dice popular pero que paradójicamente no escucha la opinión del pueblo y para que los mentirosos y oportunistas de siempre no logren poner en riesgo una lucha justa, que ya es parte de todo nuestro Distrito y que pese a aprietes, represiones y mentiras se mantiene incólume desde hace siete años.

También te podría gustar...