Tosqueras abandonadas

ToisqueraplátanosnorteSiempre la extracción de tosca estuvo relacionada con obras de infraestructura, como la elevación de terrenos y sobretodo con los asfaltos. La tosca es el material fundamental para darle durabilidad a los asfaltos llamados macadán o recubrimiento bituminoso, compuestos por brea y piedras pequeñas, que son la mayoría de las calles de los barrios de Berazategui, realizado por las autoridades comunales.

Detrás de esta explotación minera, existen rezonificaciones de terrenos realizadas por el Concejo Deliberante “a libro cerrado” y a la medida de las necesidades de las compañías extractivas, que agotado el recurso dejan las cavas abandonadas, sin alambre perimetral, ni vigilancia.

La explotación de canteras entrarían en lo que se llama “extractivismo”: se realizan las inversiones mínimas necesarias, se explota la tosca y, agotado el recurso, se abandona la zona, dejando el pasivo ambiental al Estado. Berazategui posee 26 cavas, que entre todas suman un espejo de agua de algo más de 156 hectáreas. Las tosqueras, están en medio de zonas pobladas, que además de degradar la tierra y contaminar las napas, cada tanto se cobra la vida de algún desprevenido, que se ve tentado por darse un chapuzón en un espejo de agua, en épocas de altas temperaturas.

Al culminar la extracción de la tosca, la mayoría de las cavas quedan abandonadas, sin señalización, no poseen un servicio de vigilancia y es el lugar predilecto para que camiones cisternas arrojen ilegalmente sus cargas pestilentes o cloacales. Algunas tosqueras se llenan indefectiblemente de agua y también basura domiciliaria de vecinos inescrupulosos o por el mismo Municipio, como ocurrió en varias ocasiones. Los residuos domiciliarios que allí se arrojan generan en su descomposición gases y una suerte de jugos llamados líquidos lixiviados que son altamente contaminantes.

Eso convierte a las tosqueras en focos contaminantes e infecciosos, peligrosos para la salud humana y para los que habiten en las inmediaciones de estas.IMG_9773

Las canteras devienen en trampas mortales, debido que tienen un lecho arcilloso y fangosos que hacen un efecto sopapa, como absorbiendo a quienes eventualmente pisen el fondo de la cava, provocando cada tanto, alguna muerte por inmersión. La vegetación del lecho de una tosquera, también suele ser una trampa mortal para los eventuales nadadores, ya que suelen enredarse entre las extremidades. Además, como las paredes de las canteras suelen ser casi verticales, son susceptibles a derrumbes cuando se intenta salir del agua, como suelen hacer todos los que se bañan en una cava. Y es allí donde un chapuzón refrescante se torna tristemente fatal.

La última cava instalada en Berazategui, fue la del barrio El Rincón de Ranelagh, de 20 hectáreas de extensión, y hoy está abandonada.

Contaminación freática

Una vez que la basura llegó a la cava, se generan esos líquidos lixiviados que escurren libremente, filtrándose en la tierra, hasta la primer napa, ubicada entre los 12 y los 20 metros de profundidad, contaminando todo a su paso.

Aunque eventualmente una comuna no extrae agua domiciliaria de la primer napa, sino de otras más profundas, el peligro de contaminación de la napa de extracción de agua es un hecho: según la geóloga Mirta Cabral, miembro del Instituto de Geomorfología y Suelos (IGS) que depende de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional de La Plata, consultada “las napas están interconectadas unas con otras, más allá de las distintas profundidades existentes entre una napa y otra. Y esto sucede, sobretodo, en los lugares donde se realiza una extracción intensiva de agua”, como sucede en Berazategui, dónde electrobombas de extracción sacan agua del Acuífero Puelche para ser distribuida en el distrito.

Detalle de las tosqueras de la región

Un pormenorizado relevamiento sobre la explotación de cavas, realizado por el Instituto de Geomorfología y Suelos, en el 2003, muestra en detalle las características de la tosqueras en los distritos de Quilmes, Florencio Varela y Berazategui:

 

       Distrito              Número de cavas           Hectáreas         Hectáreas P/Cava             %       

Berazategui                   26                               156.1                            6                              0.83

Quilmes                        27                               220.9                            8.2                           1.77

Florencio Varela               20                               136                               6.8                           0.72

 

¿Qué hacer?

En el informe “La actividad extractiva profunda en partidos del área metropolitana”, realizado por especialistas en el tema, se menciona un ítem, llamado “recuperación de canteras”, donde se desarrollan algunos puntos básicos a tener en cuenta (sobre todo a los que deberían solucionar el problema) para comenzar a buscarle una salida al tema: “Cualquier propuesta de recuperación de canteras deberá incluir un Plan de Trabajo que contemple las sucesivas etapas de diagnóstico, evaluación, planificación, obras y monitoreos, además de controles estrictos de su cumplimiento, por parte de los organismos estatales intervinientes. (…) Se pueden contemplar diferentes alternativas para la recuperación de las canteras, para lo cual se debe tener en cuenta a) características de las cavas (superficie, profundidad, presencia de residuos, nivel de agua freática, etcétera); b) entorno social, ecológico y paisajístico y c) condicionantes técnicos, económicos y legales”. (2)

Y de acuerdo a las características de la cantera, los especialistas plantean “alternativas para la recuperación de las cavas”:

a)- Uso deportivo-recreativo-cultural: campos de deportes, áreas para espectáculos o exposiciones en cavas secas; pesca, deportes náuticos y reserva faunística, por ejemplo, para canteras con agua.

b)- Uso productivo agrario: horticultura, granja, forestación, vivero, acuicultura (en caso de cavas anegadas), entre otras.

c)- Uso humano restringido: incluyendo viviendas, cocheras, depósitos, y demás servicios.

d)- Relleno sanitario controlado o producción de compost orgánico: aplicable a las canteras con nivel freático profundo y alejado de las zonas urbanas.

 

(1) “Cartografía y caracterización de canteras en el sur del Gran Buenos Aires, Argentina” Jorge Giménez, Martín Hurtado, Horacio Lucesoli, Daniel Muntz y Carlos Sánchez. Instituto de Geomorfología y Suelos, Facultad de Ciencias Naturales y Museo, Universidad Nacional de La Plata. Los datos de Berazategui fueron actualizados por el Foro Regional en Defensa del Río de la Plata, la Salud y el Medio Ambiente.

(2) Informe realizado por este Foro, en base a un estudio publicado en el Boletín Informativo del Colegio de Ingenieros de la Provincia de Buenos Aires, Distrito V, La Plata, realizado por Jorge Giménez y Mirta Cabral, del Instituto de Geomorfología y Suelos, que depende de la Facultad de Ciencias Naturales y Museos de la Universidad de La Plata.Toisqueraplátanosnorte

También te podría gustar...