El NO a la Subestación Rigolleau se hizo escuchar en el centro porteño

Un grupo de vecinos, en representación de la Asamblea de Vecinos Autoconvocados por la Vida de Berazategui, quienes sostienen una inquebrantable lucha pacífica por evitar que Edesur ponga en funcionamiento la subestación eléctrica Rigolleau, en pleno casco urbano, recorrieron el miércoles 29 de febrero las calles de la Ciudad de Buenos Aires repartiendo cientos de volantes a través de los que hicieron conocer la lucha que sostienen desde hace más de 7 años, en defensa de la salud y la vida de los habitantes del barrio, ya que el electromagnetismo, que generan las subestaciones eléctricas y su cableado, son generadores de diversos tipos de enfermedades, entre ellos cáncer y principalmente leucemia infantil.

A medida que avanzaban por la calles de Buenos Aires visitaron la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, donde a través de una nota entregada en la secretaria privada del Dr. Juan J. Mussi (haga clic aquí para ver la carta entregada), se reclamó el fin del cerco policial que se ha montado alrededor del barrio, el cese de las hostilidades policiales y se detenga una obra pública para la que los vecinos no fueron debidamente consultados, y saben, puede causar graves enfermedades. También se pidió información sobre la nueva subestación que se está construyendo a la vera de la autopista Buenos Aires – La Plata, ya que nadie conoce cual es el servicio que la misma va a cumplir.

El segundo destino fue el Ente Nacional Regulador de la Electricidad, al que se le solicitó que ratifiquen o rectifiquen si ese Ente ha dado la orden, junto al municipio de Berazategui, de vallar a los vecinos que  viven en los alrededores de la Subestación Rigolleau, tal cual lo informó públicamente un jefe policial. Vallado que ha sumido al barrio, y particularmente a sus niños, en un increíble infierno. (Haga clic aquí para ver la carta entregada) 

Por último, se entregó en el Consulado General de Italia una carta dirigida al Embajador de ese país solicitándole una audiencia debido a que la mayoría accionaria del grupo empresario al que pertenece Edesur son de capitales italianos, y mientras que ese país tienen una enérgica y correcta política de control de los efectos del electromagnetismo, en la Argentina se permiten enfermar y matar a sus habitantes. (Haga clic aquí para ver la carta entregada)

Tarde agotadora pero que dejó, una vez más, totalmente claro que nadie baja los brazos y la pelea continúa.

 

También te podría gustar...