Quien multa al intendente de Berazategui por destruir los Bosques Nativos Ribereño

Vista aérea de la deforestación en Hudson

Hay un viejo dicho que dice “as lo que yo digo, pero no lo que yo hago”, pareciera ser que este viejo refrán guía al Intendente Patricio Mussi en algunas cuestiones de su gestión, ya que hace unos días multó correctamente a varios country y barrios privados por no tener cerco verde y vereda perimetral. El hecho de por si no es criticable ya que es cumplir con las ordenanzas municipales vigentes. 

Ahora bien, el Municipio multa algunos country, pero no evita que los negocios inmobiliarios sigan avanzando en su marcha destructiva de rellenar los valles de inundación y destruyan los humedales. 

Multan a  los country y barrios cerrados por violar una ordenanza municipal,  ¿Pero… quien multa  o procesa a los funcionarios municipales, provinciales y Nacionales  por violar la ley Nacional N° 26331 de presupuestos mínimos para la protección de los Bosques Nativos?. 

Para seguir con el desarrollo de los negociados inmobiliarios que benefician a unos pocos, en perjuicio de millones, venden una “naturaleza trucha”, diciéndole a los que van a ir a vivir a esos barrios que estarán en contacto con la naturaleza, haciéndoles creer en fantasías tales como que están en el caribe… pero en realidad están en la pampa húmeda, y que por el desastre que están haciendo a nivel local y mundial -con la destrucción de los bosques y humedales-  se esta acelerando el calentamiento global y el cambio climático. 

¿Venden sueños de que pasamos a vivir en un clima tropical, por eso venden barrios cerrados con arenas blancas y palmeras? 

Convengamos que el sistema de barrios cerrados es un retroceso social, es una vuelta al sistema feudal. Ni siquiera en la época de la colonia, allá lejos y hace tiempo, se  permitían emprendimientos cerrados y se exigía la construcción en damero para generar un entramado social e igualitario, entramado que en la actualidad se lo esta destruyendo. 

Los funcionarios siempre hablan de zonas abandonadas, degradadas, de difícil acceso, y que por eso es hacen esas obras. Con el discurso de que estas obra permiten el acceso  al río, esconden los mega negociados -de los cuales forman parte estas mega obras- que se realizan con fondos Nacionales, que todos los argentinos pagamos, para que unos pocos saquen ganancias multimillonarias. Eso si, ellos viven en barrios privados y otros vecinos viven en barrios privados de otra categoría… privados de un suelo apto para la instalación de sus casas -ya que por lo general los barrios más humilde se los realiza sobre zonas inundables y rellenos con basura-, privados de agua potable, servicios cloacales y luz.

No nos engañemos estas mega obras (que se están encarando en Hudson)  no son  para que los vecinos  accedan a la ribera, estas obras destruyen. Muy lejos están de  mantener y proteger los servicios ambientales que estos espacios generan sino todo lo contrario, privilegian el negociado al bienestar del ambiente y la salud de la población.

También te podría gustar...