Las topadoras avanzan sobre los espacios verdes en la costa de Hudson

Uno de los principales espacios de diversidad biológica corre serios peligro de destrucción.

El Municipio de Berazategui continúa realizando un salvaje desmonte en la costa de Hudson con el objetivo de construir un camino costero, que le abra camino a los negocios inmobiliarios y se los cierre al progreso. Una vez más la acumulación de capital está por encima de los intereses generales. 

El Foro ha realizado, hace más de un mes, la correspondiente denuncia al Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) que lleva  el Nº 02145-0048183. Pero aún el organismo encargado de controlar este tipo de atropellos no ha producido ningún dictamen

Es sabido que la Ley 11.723 establece que “la realización de obras o actividades que produzcan o sean susceptibles de producir algún efecto negativo al ambiente de la Provincia de Buenos Aires y/o sus recursos naturales, deben obtener en forma previa a su materialización, una DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL (DIA)”. 

Una vez más en los pagos de quien fuera secretario de Medio Ambiente y ahora encabeza la comisión de Ambiente de la Cámara de Diputados de la provincia, se viola la ley ya que no existe ningún estudio de impacto ambiental previo que los habilite a una obra de estas características. 

Toda la zona afectada está categorizada como región de máxima protección, por ser un lugar de humedales, pastizales y pajonales que son en si un importante valle de inundación. Compuesto predominantemente por especies arbóreas nativas maduras, con diversas especies de flora y fauna asociadas, en conjunto, con el medio que las rodea –suelo, subsuelo, atmósfera, clima, recursos hídricos- conformando una trama interdependiente con características propias y múltiplas funciones. No respetar un territorio de estas características es una flagrante violación a lo marca el artículo 2º de la ley 26.331, ya que estamos hablando de un ecosistema forestal natural. 

Por otro lado, la Ley Nº 11.723. Ley Integral del Medio Ambiente y los Recursos Naturales, en su artículo 1º, explica que “conforme el artículo 28º de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires, tiene por objeto la protección, conservación, mejoramiento y restauración de los recursos naturales y del ambiente en general en el ámbito de la Provincia de Buenos Aires, a fin de preservar la vida en su sentido más amplio; asegurando a las generaciones presentes y futuras la conservación de la calidad ambiental y la diversidad biológica. 

El artículo 2º de la mencionada ley específica: Que el Estado Provincial garantiza a todos sus habitantes el derecho a gozar de un ambiente sano, adecuado para el desarrollo armónico de la Persona, a la información vinculada al manejo de los recursos naturales que administre el Estado y a participar de los procesos en que esté involucrado el manejo de los recursos naturales y la protección, conservación, mejoramiento y restauración del ambiente en general. El Municipio debió convocar a una Audiencia Pública antes de iniciar la lamentable obra que lleva adelante desde hace unos años. La inoperancia o complicidad de las autoridades provinciales y nacionales los convierte en cómplices de la depredación en curso. 

Cabe remarcar que la obra se está haciendo por un convenio entre Vialidad Nacional y la Municipalidad de Berazategui. Un enorme cartel informa que se trata de un emprendimiento del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, en buen criollo significa que la plata viene del Gobierno nacional. 

Todavía no está todo perdido. Aun queda una importante zona por proteger y evitar que avancen con el ecocidio que han iniciado. Como siempre esto depende de la voluntad y acción popular.  

El Intendente Patricio Mussi intenta vender que lo que está haciendo en la costa de Hudson es progreso y beneficio para los habitantes de la región, pero lo único que ha hecho es hacer un enorme playón de cemento, una pérgola seca, una gran muralla y voltear miles de árboles centenarios para darles una salida con glamour a los habitantes o futuros habitantes de Puerto Trinidad. Eso no es progreso. Progreso significa es ir hacia delante pero en relación estrecha con la naturaleza.

También te podría gustar...