UN FALLO DE LA JUSTICIA A FAVOR DEL PUEBLO Y QUE DEBEMOS DEFENDER

Reserva de Biósfera Pereyra Iraola

Como resultado de la acción de las organizaciones sociales y ambientales de la región, del trabajo constante y no declamativo y de consignas justas y fundamentadas el titular del Juzgado Federal de Quilmes hizo lugar a una medida cautelar presenta por la Asamblea de Reserva de Biósfera Parque Pereyra Iraola (la cual el Foro integra).

Es un paso en la lucha por evitar la destrucción de una parte de la Reserva de Biosfera Parque Pereyra. Impidiendo se comience a talar el bosque conocido como ex Massuh. Pero solo es un paso que nos obliga a reforzar la movilización.

Pues si bien el Juez Armella reconoce en su fallo que: “… no se ha realizado una estudio de impacto ambiental (EIA)…”, ordena la realización del mismo. La medida cautelar se mantiene vigente hasta que se dicte la sentencia de fondo, es decir, que la suspensión de la tala no es una medida definitiva.

El juez Armella fundamenta:
«En efecto, surge palmario que de efectivizarse en la práctica el objetivo del “Convenio Específico de Cooperación Técnica entre el Ministerio de Desarrollo Agrario de la Provincia de Buenos Aires y la Universidad Nacional de La Plata”, podrían generarse daños irreparables que, en el caso concreto, además harían que se pierda la Calificación Internacional de Reserva de Biósfera del territorio en cuestión y, como más gravoso aún, permitiría la actividad extractivista de árboles que, per se, podría provocar un daño ambiental, social y cultural; de consecuencias irreversibles.»

A pesar de todo esto y muchos elementos más que fundamentan su decisión de hacer lugar a la medida cautelar y ordenar la suspensión del Convenio entre la Universidad y el Ministerio, deja una puerta abierta para la presión política y extractivista cuando les da 10 días para la presentación del EIA y deja constancia de que este fallo no es dar una opinión sobre la “sentencia definitiva”.

Sin dudas al abrirse el caso quedaron expuestas todas las irregularidades cometidas en el acuerdo y se abren perspectivas ciertas de evitar el desmonte. Un primer triunfo en una lucha que podría llevar a lograr una reglamentación para la protección de la más de 10.000 hectáreas que componen la Reserva y la unificación de toda la Reserva bajo una sola autoridad de control.

Lo logrado es el primer paso, pero no debemos descuidarnos y reforzar la movilización y presencia en las calles con nuestro reclamo.

La Reserva de Biosfera Pereyra Iraola se defiende, no se negocia.

Estado actual de la ex Ruta 19

También te podría gustar...