Foro Río de la Plata



Foro Regional en defensa del Río de la Plata, la salud y el medio ambiente.

Algunas consideraciones sobre los barrios cerrados y countries y su (no) relación con el medio ambiente

Barrios Privados de Hudson, diario Hoy

Las obras en Pueblos del Plata

La prepotencia inmobiliaria de los privados.

 

Los municipios que tienen como límite las costas de algún río (Avellaneda, Quilmes y Berazategui, pero también San Fernando, Tigre y Vicente López, por ejemplo) sufren la prepotencia que los emprendimientos inmobiliarios, que los arrasan sin miramientos, amparados por los jefes comunales de esos distritos, y con el aval de distintas oficinas gubernamentales de la provincia de Buenos Aires.

En Avellaneda y Quilmes, el exclusivísimo megaemprendimiento inmobiliario “Nueva Costa del Plata” será construido por Techint, la misma empresa que operó en la Ceamse, causando la desaparición de bosques nativos ribereños y humedales. El lugar elegido por Syusa, empresa subsidiaria del grupo Techint, es la zona costera que hasta ahora se mantiene virgen, más precisamente sobre los humedales y bosques ribereños que quedan.

En Berazategui, también se da la prepotencia de los emprendimientos privados desde hace años, como sucedió con Puerto Trinidad, que se robó dos kilómetros de costa para el uso exclusivo de sus habitantes y elevó la cota de la tierra en más de 5 metros sepultando un número incalculable de anfibios, reptiles, peces, aves, mamíferos, invertebrados y toda la flora existente en la zona donde se erigió, en Plátanos.

Puerto Trinidad es el paradigma de lo que no debe hacer un emprendimiento inmobiliario: en nombre de la modernidad arrasaron con todo un ecosistema ribereño, integrado por humedales y bosques nativos y cientos de especies animales.

Pero no es el único caso en Berazategui: en Hudson, el countrie Greenville está realizando la depredación de bosques centenarios, donde se puede apreciar que en la planificación final del emprendimiento se contempla el aniquilamiento de un 75 a 90 por ciento de los bosques naturales existentes en esa zona.

Y no solo eso, elevaron el nivel de la tierra y entubaron un arroyo por donde escurrían las aguas de lluvia del barrio La Porteña, eliminaron la cuenca de inundación de ese arroyo y, ahora, los vecinos que viven en las inmediaciones de ese arroyo, sufren de inundaciones cuando las lluvias son copiosas.

Hoy día, Puerto Trinidad, Lagoon Hudson y Pueblos del Plata (aquí se construyen 4 barrios cerrados: Villalobos – Magallanes – Sebastián Gaboto y El Cano), en la amplia zona delimitada entre la autopista y el río, en la localidad de Hudson, donde se están desarrollando, sobre esa depresión llamada “humedales”, se acercan lenta y peligrosamente a los bosques nativos ribereños. Ya cuentan con un acceso perfectamente asfaltado por el municipio, con fondos públicos.

Lo que se puede apreciar hasta ahora, es que en esos countries se está realizando uno de los mayores movimientos de tierra que sufrió Berazategui en toda su historia. Retroexcavadoras, niveladoras y demás maquinaria pesada, extraen y distribuyen tierra y tosca de un lado para otro. Ya se elevó la cota de la tierra en más de 3 metros, con lo que ya sepultaron una parte de los humedales y, con ello, su función vital en el ciclo hidrológico de esa región.

Ocupación extraordinaria de tierras públicas, o aptas para la producción agropecuaria, o territorios que forman parte de la infraestructura natural o que por su valor cultural y ambiental están catalogados con “rojo” en el ordenamiento territorial de la provincia, ya que son considerados como “intangibles”; en este caso, están considerados como “intangibles” por ser una selva marginal, por ser bosques nativos y humedales del Río de La Plata.

Visto y considerando el desarrollo actual de los barrios y de la privatización de la planificación urbana, surge una pregunta… ¿Quién decide la planificación urbana de la ciudad de Berazategui?; ¿La asociación del capital inmobiliario local y el internacional con los gobiernos locales y los medios, que promocionan dichos barrios?; ¿Quién se hace cargo del pasivo ambiental generado por los emprendimientos inmobiliarios? 

Desequilibrio social

En los últimos 20 años, Berazategui creció más para los ricos y poderosos que para el pueblo trabajador y asalariado: se crearon solo tres barrios populares (las dos torres en El Pato y el mini barrio del Sindicato Trabajadores de Municipales) el resto son barrios de lujo:

  • Club de Campo Abril
  • Puerto Trinidad
  • Las Golondrinas
  • Las Acacias
  • Altos de Hudson
  • Fincas de Iraola
  • Fincas de Hudson
  • Hudson Park
  • Greenville
  • Lagoon Hudson
  • Pueblos del Plata (compuesto por 4 barrios)
  • El Carmen
  • Estancia San Juan Este
  • El Carmencito
  • Barrio Parque Berazategui
  • Los Troncos
  • Countrie El Pato
  • Club de Campo Los Ombúes
  • Altos de Hudson I
  • Altos de Hudson II

Bueno es recordar, que este tipo de barrios de lujo, no resuelve las demandas sociales populares de tierra y vivienda, además de agravar los problemas de las ciudades existentes, como falta de espacios verdes y/o públicos, al ocupar tierras de la periferia y cambiar el patrón de usos del suelo: el medio ambiente es arrasado para satisfacer las necesidades de unos pocos.

En resumen, el problema de los emprendimientos inmobiliarios es: el uso que le dan al suelo y la sistemática destrucción de los espacios naturales de alto beneficio ambiental para la población, que realizan en nombre de la modernidad y el uso exclusivo. Y la pasividad de las autoridades municipales, que se muestran cómplices del avance desenfrenado del capital privado de dudosa procedencia.

Un tema a tener muy en cuenta es el escurrimiento de las aguas, ya que las inundaciones que se suceden últimamente (La Plata, Lujan) que se convierten en desastres, resultan de una urbanización sin una planificación integral –con la elevación de los terrenos que se transforman en un gran tapón hidráulico a escala urbana-, que no tiene en cuenta las necesidades de la población existente en el área, las limitaciones del medio natural como el relieve y las características de absorción de los suelos, y mucho menos la previsión, resolución o mitigación de los impactos ambientales provocados por esta ocupación desordenada del territorio, sin tener en cuenta el entorno natural y los beneficios ambientales que se destruyen. Algo que podría suceder en Hudson, de continuar la desenfrenada avanzada inmobiliaria…

 

Figura de los barrios cerrados en Costa Hudson