Foro Río de la Plata



Foro Regional en defensa del Río de la Plata, la salud y el medio ambiente.

Avanza aceleradamente el desmonte ilegal en la Ribera de Hudson.

Vista del entoscado camino costero

Avasallando la Ley de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, el municipio de Berazategui continúa desmontando varias hectáreas de bosque natural en la ribera de Hudson, para la construcción de lo que dieron en llamar un puerto turístico y la construcción de un camino costero que en su primera etapa unirá la calle 63 con el la entrada del Barrio Cerrado Puerto Trinidad. 

Hace ya más de dos años se construyó un murallón de más de 3 metros de alto, lo que modificó el movimiento natural de las aguas del Río de la Plata, posteriormente se inició el desmonte de decenas de árboles típicos de la región, donde ahora hay de un enorme espacio de cementos destinado al estacionamiento de vehículos, calles que lo bordean y una ancha vereda con pérgolas secas. Algunos pocos meses después comenzaron el camino que bordea el río. 

Para la realización de este camino costero, que tiene un ancho aproximado de 50 metros, se han tirada abajo centenares de árboles y se ha elevado la cota del lugar con tosca, produciendo un verdadero dique de contención tanto para las aguas que buscan el río, como para la función natural de esas tierras de humedales, pajonales y valles de inundación como contenedor natural de las crecientes. 

Murallón

Estas obras, obviamente, están alterando toda la geografía del lugar, poniendo en riesgo de desaparición la biodiversidad de toda la región. 

De esta manera el Municipio está violando el artículo 2º de la Ley 26.331, de protección de los bosques nativos, ya que estamos hablando de un ecosistema forestal natural compuestos predominantemente por especies arbórea nativas maduras, con diversas especies de flora y fauna asociadas, en conjunto con el medio que las rodea –suelos, subsuelo, atmósfera, clima, recursos hídricos- conforman una trama interdependiente con características propias y múltiples funciones, como especifica –y resguarda- dicha ley. 

También está clara la violación del art. 3 de la mencionada Ley que especifica que se promoverá la conservación y regulación de cualquier cambio de uso del suelo. Lo mismo sucede con el Art. 4º, 5º y 7º y particularmente el 8º que específica que “durante el transcurso del tiempo entre la sanción de la presente ley (26.331) y la realización del Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (en este caso por parte de la provincia de Buenos Aires) no se podrán autorizar desmontes”

Por otro lado, la Ley de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos expresa claramente que: “No podrán autorizarse desmontes de bosques nativos clasificados en las categorías I (rojo) y II (amarillo) y nos encontramos en una región donde los territorios tienen estas categorías, que regulan las zonas que deben ser protegidas. 

Está claro que este accionar ilegal del Gobierno municipal tiene como único objetivo favorecer los distintos emprendimientos inmobiliarios tanto los que ya se están construyendo como los que se planifican. Es absolutamente es falso que se esté pensando en el pueblo trabajador ya que es sabido que debido a su contaminación está prohibido bañarse en el Río de la Plata y los árboles los están tirando abajo. Toda la infraestructura planificada está pensada en el disfrute de unos pocos que, como dice la canción, de “esos que tienen dinero”. 

Desde el Foro Regional en Defensa del Río de la Plata, la Salud y el Medio Ambiente, ya hemos denunciado este avasallamiento pero ha caído en saco roto. Ahora hemos presentado una denuncia ante la OPDS para que detenga de manera inmediata las obras y hemos solicitado la intervención del Defensor del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, reclamando una urgente intervención, para el resguardo de la biodiversidad, el ambiente, la salud y la seguridad de los habitantes que en pocos años estarán a merced de las inundaciones. 

Aún estamos a tiempo de salvar la costa del Río de la Plata, si no los paramos el próximo paso será avanzar sobre la Selva Marginal de Hudson y así terminar con la selva más austral del mundo, de características amazónicas, reserva natural de centenares de especies de flora y fauna y uno de los grandes pulmones verdes de la región. 

Hay que pararle las manos. No se puede seguir hablando del cambio climático y sus consecuencias y dejar que el negocio prime sobre la necesidad de salvar el planeta. Algún día el Intendente Patricio Mussi, y quienes hacen la vista gorda dejándolo actuar a favor de buitres que manejan los negociados inmobiliarios, tendrán que pagar el daño que producen sobre la salud de nuestra población. 

Esto no es progreso. Progreso es alcanzar el bienestar de las mayorías aprendiendo a vivir en armonía con la naturaleza. Se trata del buen vivir que durante siglos acuñaron nuestros pueblos nativos.

Esto es lo que defendemos