En el camino hacia Rio+20

Defender el agua es defender la vida. Basta de extractivismo y de criminalización. Por la construcción e implementación del Buen Vivir y de auténticos Estados plurinacionales, así comienza la declaración de la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI), a pocos días de la realización de la reunión de Río+20.

La próxima Cumbre de la Tierra Río+20, llamada oficialmente por la ONU  “Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sustentable”, se celebrará del 20 al 22 de junio de 2012 en Río de Janeiro, Brasil. Tendrá lugar veinte años después de la primera cumbre histórica de Río de Janeiro en 1992 y diez años después de la de Johannesburgo en 2002.

En 1992 había en el mundo 200 millones de pobres en estos momentos se consideran que existen 180 millones de pobres. Todos los indicadores (agua, forestación, etc.) han desmejorado. Desde la primera cumbre de Río (1992) hay mayor concentración, mayor acumulación y mayor ganancia capitalista. Lo único que avanzó es la institucionalización de la problemática ambiental, en cuanto a atención de la sociedad civil, pero no se ve reflejada en hechos concretos. Basta ver que pasa en nuestro país con las leyes que se lograron arrancar al Gobierno con una enorme presión (Ley de Bosques, de Glaciares, del Ambiente, etc.).

Los países centrales llevan a Río+20 dos objetivos principales: la economía verde y la gobernanza mundial. En el fondo el planteo es que la naturaleza puede ser protegida si de le da valor, si se le pone precio.

El debate debe pasar por otro lado, para poder avanzar con el planteo de las Naciones Unidas que  invita a los Estados, la sociedad civil y los ciudadanos a “sentar las bases de un mundo de prosperidad, paz y sustentabilidad”, incluyendo tres temas en el orden del día: El fortalecimiento de los compromisos políticos en favor del desarrollo sustentable; el balance de los avances y las dificultades vinculados a su implementación; y por último las respuestas a los nuevos desafíos emergentes de la sociedad. Cuestiones, íntimamente ligadas a la erradicación de la pobreza.

Simultáneamente a la actividad oficial de la ONU, se abre paso la convocatoria de “La cumbre de los pueblos”, que desarrollará un amplio abanico de actividades entre el 15 y el 23 de junio, también en Río de Janeiro y que se realizará en torno a tres ejes: Denunciar las causas de la crisis socioambiental, presentar soluciones y fortalecer los movimientos sociales de Brasil y del mundo. Estos 3 ejes  que servirán como una “herramienta práctica” para la realización de las actividades. (Más información en www.cupuladospovos.org.br).

La Metodología de la Cumbre de los Pueblos fue definida en la última reunión del Grupo de Articulación (GA) que reúne organizaciones sociales nacionales e internacionales.

En nuestro país ya comenzó la preparación de la participación de los sectores populares en Río+20. El 28 y 29 de marzo, organizado por la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), se realizó una conferencia Internacional bajo la consigna de “Visión política de lo trabajadores sobre el desarrollo” con la presencia de delegaciones de distintos puntos del país, en especial de provincias donde la temática ambiental está en debate como Catamarca, Chubut, La Rioja o Misiones, pero también de representantes internacionales de toda América Latina, de Europa y África. Esta fuerte presencia internacional de centrales obreras, representaciones políticas, movimientos sociales, indígenas y campesinos, y del mundo académico analizó la mirada de los trabajadores sobre el desarrollo sustentable y la visión de los movimientos sociales; y las alternativas al modelo extractivista. Al final del encuentro se aprobó la  “Declaración de Buenos Aires”. Camino a Rio+20 – Visión Política de los Trabajadores sobre el desarrollo. (Ver texto completo de la Declaración de Buenos Aires Rio+20)

En este documento se plantea que: “América Latina es territorio en disputa. Donde los bienes comunes son codiciados y donde también la pobreza y las desigualdades se distribuyen en todo el continente”. Para luego agregar “La intención de recomponer el capitalismo global luego de la crisis, exacerba la perversidad del modelo productivo vigente, avanzando sobre los límites ambientales, profundizando una lógica de saqueo y empujando a la región para mantenerla como proveedora de materias primas o productos semielaborados profundizando una especialización que destruye la diversidad existente”.

Por otro lado, el jueves 29 de marzo, se reunión, el grupo que en nuestro país está impulsando la participación social en la Cumbre de los Pueblos y ha comenzado a debatir las opiniones que se acumularon en estos meses para llevar a Río de Janeiro. En principio está planteado una serie de actividades en todo el país para el próximo 5 de junio “Día Mundial del Medio Ambiente”, actividades que se terminarán de consensuar en un próximo encuentro a realizarse el jueves 12 de abril, en la Sede del Sindicato de Judiciales, Rincón 74, Capital Federal.

Construir y consensuar propuestas en defensa de la Madre Tierra para que éstas sean reconocidas por los Estados, compartidas y enriquecidas por los movimientos sociales y llevadas hasta los espacios internacionales de toma de decisión, es el desafió de estos días.

También te podría gustar...