Los vecinos de El Pato le dijeron NO a la planta de Tratamiento de Residuos que pretende construir el municipio en esa localidad

Vista parcial de los asistentes

Con la presencia de más de 200 vecinos, funcionarios y organizaciones sociales el sábado 23 de agosto se realizó en la localidad de El Pato la audiencia pública-informativa convocada por la Municipalidad de Berazategui por disposición del Juzgado Contencioso Administrativo Nº 1 del Departamento Judicial de La Plata, a efectos de presentar el estudio de Impacto Ambiental realizado por la Universidad Tecnológica Nacional, en el año 2012, referido a la planta de separación y compostaje de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) que las autoridades de este Distrito proyecta construir en la localidad mencionada. 

La Audiencia, presidida por el Bioquímico Oscar Deina, Subsecretario de Ambiente y el Ingeniero Leonardo D. Fernández, Director de Ambiente, demostró un claro y contundente rechazo por parte de los vecinos y organizaciones sociales, con experiencia en el tema, que hicieron uso de la palabra. al proyecto de instalación de un “simulacro” de planta de tratamiento de RSU en la Localidad de El Pato 

Las 40 intervenciones demostraron, con suficiente contundencia argumental, los motivos de tal oposición. No es menor recordar que solo 3 oradores se manifestaron a favor de la instalación de la planta, y dos se refirieron a conceptos generales del reciclado de residuos, perteneciente uno a la Cooperativa Recuperadores del Sur Ltda., y otro a un segundo grupo de recuperadores asociados a los primero, los que ya tienen firmado un contrato de locación de servicios con el Municipio de Berazategui. 

El Ing. Fernández fue el encargado de presentar el tema para el debate, aunque resultó apenas una pobre lectura –asistido por un power point- de una apretada y confusa síntesis de lo que ya se había podido ver en el estudio de impacto ambiental, sin detenerse a explicar ninguna de las aseveraciones que allí se realizan. 

En la parte final del encuentro, ambos funcionarios intentaron –sin éxito- responder a los interrogantes de los presentes que les volvieron a demostrar la flojedad de los argumentos que utilizaron en defensa del proyecto. 

Es importante recalcar que el rechazo social fue tanto para el Estudio de Impacto Ambiental, como para el lugar elegido y el tipo de planta que se pretende construir. Hoy se puede decir sin temor a equivocarnos que la sociedad de El Pato no permitirá una nueva estafa por parte de las autoridades municipales. 

El Foro viene participando activamente en toda este proceso desde el mismo momento en que se conoció los intentos de Intendente Juan J. Mussi asociado con el Intendente Julio Pereyra de F. Varela de poner, en sociedad, una planta de residuos. 

Durante la audiencia distintos integrantes de nuestro grupo argumentaron la posición del Foro respecto a como debe operarse con los RSU y en que consiste un correcto tratamiento de los mismos. 

Esta es una síntesis de nuestros planteos: 

* El Estudio de Impacto Ambiental (EIA) es un rosario de sugerencias y consideraciones descriptivas que no coinciden con la obra que dicen las autoridades tener planteada, al menos en la escasa difusión propagandística realizada, y en la Audiencia convocada por el Juez Luís Arias, a pedido de la municipalidad. En los hechos se convertirá apenas en una planta de transferencia. 

* El predio está ubicado en las nacientes o cercanías del Arroyo Conchita, Aº Pereyra y Aº Giménez y que en el predio y sus alrededores hay una treintena de cubetas de deflación (depresiones del terreno sin salida al exterior que recoge las aguas, particularmente de lluvia) y que cumplen la misión de evitar que el exceso de agua de lluvia avance sobre campos linderos y la propia zona urbana, evitando inundaciones, convirtiendo al lugar en un inestimable valle de inundación. Los planes de rellenar parte del terreno generarían una progresiva destrucción. (Fuente: Estudio de suelos para el planeamiento ambiental y ordenamiento territorial realizado por el Instituto de geomorfología y suelos de la Facultad de Ciencias Naturales de la UNLP, en el año 2006).  

* En el área en estudio se ha construido un acueducto alimentado por la explotación de una línea de perforaciones al acuífero semiconfinado Puelche para el aprovisionamiento de agua a la localidad de Berazategui. Las perforaciones están a lo largo de la calle 645 al NE del predio. El estudio realizado por la UTN indica que: “no se encontraban en funcionamiento cuando se hizo el estudio lo que no permitió averiguar la incidencia de la misma”. 

* No depurarán los líquidos lixiviados generados en la planta. Según la insólita conclusión oficial se generarían alrededor de 2 metros cúbicos diarios de jugos de la basura servirán para “humedecer el compost”, sin ningún tratamiento (cifra que ponemos en dudas porque sin insuficientes las explicaciones). Los lixiviados poseen alrededor de 200 compuestos, muchos tóxicos y algunos cancerígenos, como el mercurio y el plomo de las pilas que son metales pasados. También convive en los líquidos cadmio, cromo, estaño, además de coliformes fecales, bacterias y otros agentes patógenos. La planta en cuestión generaría (según el estudio de la UTN) alrededor de 720 litros anuales de lixiviados. (Quienes hicieron el EIA dejan constancia de que no se les brindó detalles suficientes referentes a la construcción de la planta de efluentes). A pesar de estas cifras cualquier cantidad es suficiente para producir serias afectaciones al ambiente. 

* El estudio da como un elemento fundamental la construcción de una planta de compostaje porque impedirá olores (los olores son significativo de gases) y la generación de lixiviados, pero las autoridades reconocen tanto en su escasísima publicidad como ante la Justicia que no construirá una planta de compostaje. Además es sabido que sin separación en origen cualquier tipo de compostaje será de bajísima calidad. 

El compuesto orgánico al mezclarse con otros productos químicos, pilas,  baterías, metales pesados, etc. se contamina, lo que no va a permitir ser utilizar ese compuesto para la producción en horticultura. Lo que lleguen mezclado en las bolsas de basura y se las tire al trompo con cuchillas para romper el plástico, cayendo lo orgánico por los orificios del trompo a una cinta transportadora y en otra cinta los materiales reciclables, para que de manera manual los trabajadores separen basura sucia clasificándolas como distintos tipos de materiales (haciendo un trabajo no digno y peligroso), producirá una compost de baja calidad. 

* El estudio asume que se recuperarán volúmenes ínfimos de compost e inorgánicos: En los primeros cinco años de funcionamiento, se recuperarán diariamente solo 11,2 toneladas de compost e inorgánicos, lo que representa un 4,5 % del total (de 250 ton diarias de basura recibida).  En la plenitud de su funcionamiento (20 años) se recuperará 25,1 toneladas por día, lo que representa un 10 % de la basura recibida. 

Además informamos a los presentes que el Director de Medio Ambiente de la Municipalidad expresó, en la audiencia en Secretaria Judicial, que en principio no se realizará compost ni tratamiento de líquidos por falta de presupuesto. Obviamente no se explicó a que se debe la falta de presupuesto si el dinero ya fue entregado por el Tesoro nacional. 

* Se comenzaron las obras sin que se haya rezonificado el uso del suelo. Por ser la zona de uso agrícola e intentar montar una fábrica se debería rezonificar el área (a pesar de que las autoridades manifiesten lo contrario) convirtiéndola en industrial, desconociendo así que el mencionado Estudio de suelos plantea que en “la zona Rural El Pato se desarrollan actividades agropecuarias, hortícola, criaderos de pollos y ganadería extensiva, sobre suelos de excelente calidad” (…) y que: “Los suelos de esta zona son de óptima calidad para la producción, situación que debiera tenerse en cuenta a la hora de aprobar nuevas urbanizaciones”. Proponiendo en el primer punto de las recomendaciones “desalentar el crecimiento urbano en esta zona productiva”. (Pág. 97 del ya mencionado estudio). Un verdadero contrasentido en un país que dice se esfuerza por desarrollar su producción y aquí se proponen perder 28 ha. 

* El estudio de impacto ambiental contiene datos desactualizados e inexactos: se utilizaron datos del Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas de 2001 y no usaron los del mismo censo, pero del año 2010. Y no es un dato menor, ya que en 2001 la población de El Pato ascendía a casi 7 mil habitantes y en 2010 superaba los 17 mil habitantes. 

* No está demás recordar, la forma por la que se llegó a esta Audiencia, ya que la Evaluación Ambiental, la audiencia publica y el sistema de información ambiental tiene carácter obligatorio, tal cual lo marca la ley 25.675 Ley General del Ambiente. Y entre los aspectos destacables está la participación ciudadana. 

* Otro aspecto permanentemente negado fue no respetar el acceso a la información ambiental (Ley 25.831), y a todo tipo de información lo que es una falta absoluta de respeto de las autoridades a sus “representados”. 

Esa falta de acceso a la información hace desconocer si el municipio cuenta con el correspondiente permiso de vuelcos de efluentes líquidos residuales provenientes de la planta (según marca la leyes 12.257, 5.965 y reglamentarias posteriores). De la misma manera también se desconoce si ha presentado el permiso que se requiere para la explotación del agua ante la Autoridad del Agua, según la resolución 8/2004 del ADA (necesaria porque se extraería agua del Puelche por no haber en El Pato -en su mayor parte- red de agua corriente). 

* El Municipio no implementó el Plan de Comunicación a los Vecinos del Distrito que prevé el EIA, solo realizó algunas acciones esporádicas de propaganda utilizando materiales contradictorios entre si, pero que intento hacerlo pasar como una “Campaña de Concientización sobre Residuos Sólidos Urbanos”, en el que se desinforma acerca del significado del concepto de separación en origen. 

* El EIA no contiene la realización de estudios de impacto ambiental sobre las rutas de transporte, lo que no es un detalle menor ya que hablan de 150 camiones diarios que circularán hacia y desde la Planta. De esta manera se viola la ley 13.592 que en su art. 7 lo exige explícitamente. La circulación de camiones está entre los peores elementos de contaminación y es uno de los efectos a disminuir rápidamente. En este caso los camiones deberán recorrer más de 20 Km. diarios, con sus consiguientes riesgos de ruidos, combustión, pérdidas de la carga (que son RSU). No perdamos de vista que ambientalmente la humanidad está en los umbrales de su autodestrucción entre otras cosas por la acción de los gases de efecto invernadero. 

* Todas estas cuestiones están íntimamente ligadas con el hecho de el 75,8% de los hogares de El Pato tienen las necesidad básicas insatisfechas, lo que equivales al 71% de su población. Sanitariamente está probado que todos los efectos contaminantes actúan con mayor crueldad entre las personas socialmente más desprotegidas. 

* El EIA reconoce que no hay estudios de la composición de los Residuos de Berazategui, por lo tanto se toman en cuenta los estándares generales de todo el AMBA, lo que es al menos poco serio, para un estudio de impacto de estas características. Afirmación que se contrapone con la publicidad oficial se dice que: “cuentan con un estudio de Características de la Universidad de Flores..” (sic). 

* Apenas hay una mención, sin desarrollo, de que en el área en estudio se ha construido un acueducto alimentado por la explotación de una línea de perforaciones al acuífero semiconfinado para el aprovisionamiento de agua a la localidad de Berazategui. 

Las perforaciones están a lo largo de la calle 645 al NE del predio. Auque el estudio realizado por la UTN indica que: “no se encontraban en funcionamiento cuando se hizo el estudio lo que no permitió averiguar la incidencia de la misma”. 

* El estudio informa que el predio está cruzado por el gasoducto troncal de alta presión denominado San Martín que tiene 30” de diámetro (es decir 76 cm) y que pasa por debajo de la zona elegida para la supuesta área de compostaje. Y aunque no sabemos a que profundidad se encuentra las normas hablan de que este tipo de gasoducto está a 1m de profundidad en el campo y puede llegar a dos metros en las ciudades.

* Los trabajadores de la planta estará sometidos a los efectos del electromagnetismo producidos por una línea de 220kv que cruza por un ángulo del predio. 

* En la tabla que presenta la matriz de impacto ambiental – Resumen – y la valoración detallada (salvo excepciones menores) habla impacto moderado. Aunque en algunos casos es contradictorio con las sugerencias que realizan de cualquier manera no puede dejarse de tener en cuenta el principio preventivo que fija la ley general del ambiente que manifiesta que ante la duda y sin necesidad de comprobación previa no deben realizarse todo aquello que ponga en riesgo el ambiente. Decir Impacto moderado es reconocer la existencia de un impacto importante sobre el ambiente. 

* Las autoridades entraron en contradicción a la hora de precisar que tecnología se utilizará ya que el estudio hable de que la maquinaria a utilizar será provista por la multinacional austríaca Komptech, mientras que las autoridades presentes dijeron que la maquinaria será provista por una empresa nacional radicada en la provincia de Santa Fe. 

* No hay separación en origen, ni se prevén ningún plan (incluso piloto) para empezar a utilizar esta metodología. Por lo tanto los residuos llegarán a la planta todos mezclados y por tal contaminados también los inorgánicos, siendo mínimo aquellos que se podrán recuperar. Obviamente tampoco se prevé recolección diferenciada. 

* Lo que nosotros entendemos por separación en origen es la separación desde las casas, nuestros hogares o lugares donde se generan los residuos. Es allí donde hay un verdadero tratamiento de los RSU. 

Este paso debe ser acompañando con una ley de Envases, que reduzca y minimice  la cantidad de RSU; con recolección diferenciada; montar en el Distrito  puntos verdes donde la población pueda depositar residuos de gran o mediano porte (electrodomésticos, computadoras, muebles, etc) y donde se puedan llevar los residuos áridos (escombros). Estos pasos se completa con la creación de un  Fondo especial para el reciclado para que los materiales que venden los cartoneros mantengan su valor y no bajen los precios. 

En definitiva, una planta como la planteada no apunta a resolver el centro de la problemática del tratamiento de los RSU, sino que se la debe inscribir en la triste historia del negociado de la basura y es inaceptable proponer un planteo de estas características ambientales y sociales contraproducente a la sociedad en su conjunto.

También te podría gustar...