Un nuevo basural en Florencio Varela

No respetar los acuerdos es cosa cotidiana en el Gran Buenos Aires.

Una historia de maniobras, desconocimientos de la voluntad y la predisposición popular, junto a la manipulación de los compromisos oficiales y la verdad, es lo que se está viviendo en Florencia Varela con respecto a la búsqueda de una solución integral y responsable acerca de que hacer con los Residuos Sólidos Urbanos (RSU). Una historia parecida a la de Berazategui y Quilmes, aunque en cada lugar está la impronta del caudillo local. 

Hagamos un poco de historia. Hace 6 o 7 años que los vecinos y organizaciones sociales, religiosas, políticas y ambientales de Varela vienen sosteniendo una pelea con las autoridades respecto al tema de los residuos urbanos. En este forcejeo, lograron voltear el proyecto del emprendimiento regional (en principio junto con Berazategui), evitaron que el lugar para una prometida planta no fuera la zona agrícola de La Capilla, les arrancaron, con la movilización, la realización (en noviembre de 2010) de una Audiencia Pública para tratar el tema y en marzo de 2011 las autoridades municipales se comprometiera a formar una comisión para el trabajo conjunto a fin de monitorear la realización de la Plata de Tratamiento, planta que en la audiencia se había informado sería en la localidad de Villa Brown aduciendo que era el lugar ideal por que “se encuentra alejado de la zona productiva de La Capilla y el predio no resulta productivo por cuanto permitirá que, el terreno afectado por dicha actividad, sea significativamente mejorado”. 

Camiones entrando con basura

Hoy, a 3 años y medio de esa Audiencia Pública en los terrenos de Villa Brown se encuentra un basural a cielo abierto de importantes dimensiones y sin control de ninguna especie (ver foto), donde probablemente también se arrojen los residuos municipales. 

En definitiva, no se cumplió ninguno de los acuerdos consensuados entre los vecinos y las autoridades municipales en la Audiencia Pública del 18 y 19 de noviembre de 2010, y en la reunión del 4 de marzo de 2011, donde se asumió el compromiso de la participación popular en la toma de decisiones y control. 

¿Qué pasó, se abandonó el proyecto y se volvió a las viejas mañas? o en realidad todo eso fue un pasatiempo mientras se aplicaba el viejo concepto de negar la opinión de la gente y de esquivar y evitar la participación popular. 

La realidad hoy es que el Municipio de Florencio Varela ha firma un acuerdo con la firma austriaca Komptech para la construcción de una planta de tratamiento de RSU, volviendo a la vieja metodología de hacerlo de espaldas a los vecinos. Sin respetar los consensos y sin informar nada de cuales son sus planes, cual es lugar a construir la planta, cual es la inversión, que tecnología de utilizara o porque se apela a una empresa extranjera cuando el Gobierno nacional habla continuamente del desendeudamiento y de no volver a ese mecanismo. 

En la página oficial del Municipio, con fecha del 8 de noviembre de 2013, puede leerse que “el intendente Julio Pereyra firmó un acuerdo con la empresa austriaca Komptech, para la instalación de una planta de última generación en el proceso y tratamiento de los residuos sólidos urbanos en el distrito”. 

La misma información agrega que “Tras la ceremonia realizada para suscribir el convenio respectivo, la subsecretaria de Control y Fiscalización Ambiental y Prevención de la Contaminación de la Nación, doctora Beatriz Domingorena, explicó: ‘Este acuerdo se enmarca en un convenio firmado con la Federación Argentina de Municipios (FAM) para el aporte de tecnología austriaca, a través de un intercambio comercial. Austria nos brinda la tecnología necesaria para que plantas como la nuestra tengan el tratamiento adecuado’

En este mismo acto la embajadora de Austria, Karin Proidl expresó: “este es un paso muy importante de cooperación entre la empresa Komptech con el municipio de Florencio Varela y con la Argentina”. 

En definitiva, ¿estamos ante plan que es para Varela y todos los Municipios bonaerenses? Este es el plan que hace años viene impulsando el Gobierno nacional, a través del Ministerio de Planificación Federal, de un macro acuerdo con los austriacos y Komptech y que desde el Foro venimos denunciando también hace años. 

En esto de dar marcha atrás en todo lo asumido ¿estará volver a la idea de una planta única Varela-Berazategui, en el predio en que este último Municipio inicio las obras para montar una planta de RSU? A los vecinos de El Pato, les llama la  atención que la calle 517, de esa localidad, ha sido consolidada desde la ruta 36 al basural y mejorada, de manera transitable, desde allí hasta la ruta nacional 53, cuando el año pasado este último tramo apenas era una picada difícil de transitar en cualquier tipo de vehículo. Cualquier temor tiene sostén en la realidad cotidiana. 

Mientras tanto, en esta historia de ocultamientos, en el predio de Villa Brown crece día a día un enorme basural a cielo abierto con todo lo negativo que ello significa para la salud de las poblaciones cercanas y simultáneamente para la contaminación del agua y el aire. 

Hay algo que está claro, y es que así no se gobierna. Quizás sea la hora de que los vecinos y organizaciones sociales de Varela vuelvan a ganar la calle para enfrentar a quienes no respetaron la voluntad popular y violaron sus compromisos. 

El resto de los habitantes de la región deberán prepararse para enfrentar planes similares. Los vecinos de la Localidad berazateguense de El Pato lo saben y lo enfrentan. Los habitantes de Quilmes imaginan que en el silencio del gobierno local y la negativa a escuchar la propuesta que han presentado los vecinos organizados a la sociedad quilmeña, se esconden planes “non santos”. 

Se trata de que el futuro es hoy y que una vez más sólo la movilización y organización social puede llegar a impone el camino correcto.

También te podría gustar...