Vicente López le dijo que NO a la instalación de una subestación eléctrica

Un centenar de vecinos vapulearon a los representantes del ENRE y EDENOR

El 28 de de junio se llevó a cabo la Audiencia Pública convocada por el Ente Regulador de la Electricidad, ENRE, para INFORMAR a la población de Vicente López acerca de la autorización que le otorgaron a EDENOR para instalar, en tierras públicas y a pocos metros de la costa del Río de la Plata, una nueva subestación eléctrica. Autorización que es el moño de un gran negociado inmobiliario, que comenzó con la construcción del primer tramo del vial costero, “un camino que no se sabe donde nace y no se conoce a donde va”, tal cual comentó un vecino en la Audiencia. Es necesario recordar que este camino se realizó derribando decenas de árboles y dañando peligrosamente uno de los pocos espacios verdes y recreativos de los vecinos de esa ciudad.

El vial fue el primer paso, rápidamente seguido con el proyecto de edificar un shopping de enorme dimensiones y edificios de vivienda de alta categoría, entre otros negocios, todos a realizarse en tierras públicas cedidas “gentilmente” por el intendente Jorge Macri.

En definitiva, para este negocio es que EDENOR necesita instalar la subestación. Por eso el reclamo del casi un centenar de vecinos presentes en la audiencia fue: NO al shopping, NO a la subestación, SI a la conservación de lo espacios verdes costeros.

Los vecinos se convocaron, desde temprano, en el Salón Amia de la Secretaria de Educación ubicado en la calle Melo de Florida, lugar al que se acercó el Foro en Defensa del Río de la Plata, la Salud y el Medio Ambiente, junto a los vecinos de la subestación Rigolleau de Berazategui y el Foro por los Derechos de la Niñez, la Adolescencia y la Juventud de Berazategui y la provincia de Buenos Aires, para acompañarlos en el debate y así empezar a hacer realidad el objetivo de la creación del Movimiento de Barrios Irradiados, que nació en la Audiencia Publica del 11 de junio en el Congreso de la Nación, cuando iniciamos el debate de una ley sanitaria que regule el electromagnetismo.

La reunión, presidida por dos funcionarios del ENRE, que no ocultaban que estaban del lado de EDENOR, empezó con las absurdas explicaciones de los representantes de la empresa quienes no conocían ni el lugar donde se pretende instalar la subestación, (por ejemplo negaron la existencia de un centro de la tercera edad ubicada a 100 metros del predio, aseguraron que no había viviendas cercas y desconocían la existencia de una escuela apenas a 400 m, entre otras aberraciones). Profesionales que cayeron en flagrantes contradicciones con la realidad y hasta con algunas opiniones vertidas por técnicos del ENRE en otras reuniones que el Foro participó, o sencillamente negaron  las enseñanzas de la vida, como el ejemplo de Sobral en Ezpeleta. Supuestos profesionales que presentaron generalidades de un supuesto estudio de impacto ambiental, que no supieron decir si está aprobado o no, y que desconocen otros fenómenos contaminantes en la zona.

Los siguió en el uso de la palabra un triste funcionario de nombre Botello, Secretario de Obras Públicas de Municipio, que no pudo terminar de hablar debido a los abucheos de los presentes y que se retiró de la reunión cuando un médico de la zona empezó a explicar los efectos nocivos para la salud que trae el electromagnetismo, cuando la radiación supera los 0,3 microteslas. En definitiva, todos unos personajes soberbios que además se negaron a responder preguntas, seguramente conocedores de sus incapacidades. Actitud que fue avalada por el Sr. Agüero, que presidía la reunión en nombre del Ente regulador. Es por ello que más arriba aseguramos que la Audiencia fue para informar de una decisión ya tomada y no de una consulta como está obligado a realizar el ENRE antes de otorgar la autorización de una nueva obra, debido a que en su ordenamiento interno el ENRE debe consensuar las obras, aunque nunca respeta este “principio” que le fijó la ley que los creó.

A lo largo de varias y fundamentadas intervenciones (éramos más de 50 los anotados para hablar) quedó claro el rechazo unánime de los presentes. No hubo una sola  voz a favor de los planes del ENRE y la Empresa. Hablaron vecinos integrantes de “Unidos por el Río”; Concejales; la Defensoría del Pueblo de Distrito; profesionales médicos; comunicadores, técnicos especialistas en el tema eléctrico y decenas de simples vecinos que ven avasallados todos sus derechos a la información, a la participación y a la toma de decisiones. Un abanico de opiniones llenas de fundamentaciones que demostraron, a los imperturbables representantes de la empresa y a la decena de individuos que integraban la “delegación” del ENRE, que esta gente hace años que vienen peleando contra las injusticias de varios gobiernos municipales, que conocen sus derechos y ahora en poco tiempo sabe de los efectos nocivos de los CEM y fundamentalmente que están decididos a defender sus vidas.

Desde el Foro comentamos que el ENRE no es creíble, basados en nuestra experiencia con la subestación Rigolleau. Comentamos –documentos en mano- como de la promesa de un foro de debate el ENRE pasó a que en sus oficinas se armara el operativo policial que el 13 de febrero sitió al barrio y generó angustia y represión entre los vecinos del lugar.

Sostuvimos y demostramos que por encima de 0,3 microteslas se entra en zona de riesgo para la salud humana. Explicamos que nos llama la atención que el ENRE nunca haya convocado a un debate científico, con participación popular, en torno a los riesgos sanitarios que producen lo CEM, cuando hay centenares de estudios nacionales e internacionales que así lo demuestran. Aseguramos que esta no es una falta sino que se debe a la connivencia que existe entre el ENRE y las empresas multinacionales de la electricidad.

Entre otras cosas, también explicamos como el ente regulador basa todo su accionar en la norma 77/98, que tienen sus orígenes en una ley de 25 años de antigüedad. Años fundamentales para el avance del conocimiento científico.

Desde el Foro sostuvimos la posición de que el ENRE no debería autorizar ninguna obra de este tipo hasta que puedan probar, los que ligeramente plantean, de que las radiaciones no ionizantes de baja frecuencia no dañan la salud humana, y recordamos lo que dijo el Comité Económico y Social Europeo, cuando en julio de 2011 recomendaba a los países miembros de la UE  “que adopten el principio de precaución” y “medidas preventivas eficaces y revisen los umbrales actuales sin esperar a que concuerden todas las pruebas científicas y clínicas, puesto que la espera podría acarrear unos costos sanitarios muy elevados, como ya ha ocurrido en el pasado con el amianto, los PCB y el tabaco, por ejemplo”.

La representante del Foro por los Derechos de la Niñez, la Adolescencia y la Juventud explicó, entre otros conceptos, que el IARC, Instituto de Investigación sobre el CANCER, que depende de la OMS, ha clasificado a los CEM en el grupo 2b es decir como posibles cancerígenos en humanos, esto es que NO está en el grupo 3 de NO PROBABLES, o en el grupo 4 de NO cancerígenos, esto es importante, porque decir PROBABLE para la categorización del IARC es reconocer la incidencia de esta sustancia en el organismo humano. En ese grupo 2 están también los campos electromagnéticos ocasionados por las antenas de celulares.

La comunidad científica sigue debatiendo el tema, hay quienes incluso sostienen que no se ha podido demostrar la relación entre la exposición a los CEM y la leucemia y sostienen que hacen falta más estudios para poder confirmar esta relación (CEM y leucemias en niños). Hay estudios que dicen que SI los CEM aumentan considerablemente los riesgos de enfermar a la población -específicamente a los niños-, y hay otros que dicen que hay que seguir estudiando, pero NO HAY NINGUNO que diga taxativamente haya dicho que NO hay riesgos.

¿Entonces, que hacemos mientras tanto? ¿Seguirán siendo los chicos hoy las víctimas de un debate no zanjado?, planteó la oradora, mientras los vecinos asentían permanentemente con sus cabezas.

Suscitados estos interrogantes, el Foro de la Niñez planteó que mientras la comunidad científica debate, en Argentina el ENRE se maneja con una Resolución del año 98, (vaya año para la historia de las privatizadas en argentina!) y todos los estudios que manejamos en la actualidad son posteriores a ese año, todos sabemos que en materia de tecnología en los últimos 25 años el cambio ha sido exponencial. Pero el ENRE parece no haber necesitado modificar su norma que habilita la emisión de 25 microteslas.

Vanesa, fue concluyente y paralizó el auditorio, cuando a renglón seguido dijo, “la realidad nos dice esto” y comentó las mediciones realizadas en el barrio de la subestación Sobral. En la esquina de las calles Padre Bruzone y Río Salado de Ezpeleta (lugar que está la subestación) se constataron niveles de CEM entre 1,1 y 14,4 microteslas,  y seguidamente comentó los siguientes datos:

Calle Bruzone 605 – Weidandt Martin – cáncer de pulmón – 7 años
Calle Bruzzone 447 – Prieto Mauro – leucemia – 4 años
Calle Bruzone 657 – Roccia Fabián – cáncer de hueso – 13 años
Calle Río colorado 4666 – Martin Norali – tumor en rodilla – 14 años.
Calle Laguarda 626 Hirgth Nazareno – 10 años, leucemia.
Calle Cuenca 4852 – Lencina Gabriel, 17 años, cáncer de piel
Calle Río Colorado 4646 – Galleguillo Daniel, 14 años murió de leucemia en 2002.
Calle Río Colorado 4731 – Basualdo Sabrina Vanesa –  leucemia linfática aguda (MURIO a mediados de mayo pasado)

¡¡De esto hablamos cuando decimos que por encima de 0,3 nuestros chicos se enferman!!

Fue el momento en que se preguntó ¿que hace el ENRE? Actúa inconstitucionalmente. Pues permite obras sin tener la certeza de que las mismas no dañan la salud y la vida de los niños. Respetar el derecho a la vida, sin ninguna duda, sin ningún riesgo evitable, no es una elección es un deber, pues en la Convención Internacional de los Derechos del Niño y en las ley 26061 y la provincial 13.298 está claro y previsto, incluso si se argumenta que HAY DUDAS  sobre el tema, o ARGUMENTAN que hay que atender las necesidades de infraestructura del país. Y para que quede más claro aún,  el Art. 4 de ley 13 298 dice: “En aplicación del principio del interés superior del niño, cuando exista conflicto entre los derechos e intereses de todos los niños, frente a otros derechos e intereses igualmente legítimos, prevalecerán los primeros”.

Por eso señores del ENRE están fuera de la ley, concluyó la representante provincial del Foro por los Derechos de la Niñez, la Adolescencia y la Juventud

Los vecinos siguieron sumando elementos que fueron demoliendo paso a paso los lamentables argumentos presentados por la empresa y a su vez creciendo la indignación ante un grupo de mercenarios que habían intentado defender lo indefendible.

Al final del encuentro, los vecinos entregaron a los convocantes un documento en el que se pide que la Audiencia Pública sea anulada debido a la cantidad probada de pasos que no se cumplimentaron. Pasos como la falta de difusión masiva o la invitación Concejo Deliberante local. Además, porque los técnicos de EDENOR demostraron una enorme incapacidad para desarrollar los alcances de la obra en cuestión y porque no pudieron precisar nada respecto al estudio de impacto ambiental. Se exigió que la nueva Audiencia tenga carácter vinculante y amplia difusión para asegurar la participación ciudadana. (Ver Gacetilla de Vecinos de Vicente López)

En Vicente López el jueves 28 de junio se dio una verdadera cátedra de conocimiento popular. Ese conocimiento que no puede estar ausente a la hora de tomar cualquier tipo de decisión o dictar cualquier tipo de norma o ley que se relacione con lo gente sencilla.

También te podría gustar...