Berazategui y la falta de energía: Parece que mentir, es la consigna

Varias informaciones periodísticas y algunas declaraciones del Ing. Rossato, presidente de la UIB desnudaron las mentiras que hemos escuchado estos últimos años respecto a la necesidad imperiosa de la puesta en marcha de la subestación Rigolleau para resolver los problemas energéticos de Berazategui. Pese al silencio de la empresa Edesur, del ENRE y el Municipio la subestación ya se encuentra en funcionamiento, y los problemas continúan.

Medios periodísticos locales comentan sobre los barrios de Berazategui que en los últimos días han debido sufrir extensos cortes de luz (12 de Octubre, Provincias Unidas, El Sol, Kennedy Sur, La Porteña y algunas zonas de Plátanos, y podríamos sumar a Berazategui Oeste, Villa España, Bustillo, entre otros lugares). Estos cortes la multinacional los atribuye a paros realizados por sus trabajadores. Gran mentira, ya que los paros fueron llevados a cabo por personal administrativo que nada tienen que ver con la parte técnica de la empresa, la que Edesur subcontrata. Por otro lado, Rossato declaró haberse reunido con directivos de Edesur y que estos dijeron no poder cumplir con el compromiso asumido porque la Empresa estaba pasando “graves problemas financieros”. Ambas declaraciones son al menos contradictorias, pero prueban que la puesta en marcha de la subestación Rigolleau no era la madre de todas las soluciones. Las mentiras tienen patas cortas.

Como dijimos desde el primer momento el problema radica en la falta de inversiones de la empresa Edesur a lo largo de más de una década, y que contó con el aval cómplice del ENRE. La puesta en marcha de la subestación Rigolleau no resolvió el problema y agravó seriamente la situación sanitaria del barrio.

No está demás recordar que este ENRE le informó al juez Armella, a principios de año, que la solución al problema energético en Berazategui se resolvía poniendo en funcionamiento la subestación Rigolleau. Armella le creyó, y todos –incluido el intendente Municipal- avalaron el accionar policial cuando el 13 de febrero 400 policías bonaerenses tomaron por asalto el barrio, y con métodos represivos y fascistas, violando toda legalidad y la voluntad de cientos de vecinos, pusieron en marcha una vetusta subestación eléctrica, plagada de defectos en su obra y que con el pasar del tiempo generará enfermedad, dolor y muerte.

¿Que quiere ahora la Unión Industrial? Sobre la conciencia de los directivos de la UIB, los intendentes Mussi (padre e hijo), las autoridades del ENRE, el Juez Armella y todos los estamentos judiciales y gubernamentales y el resto de los funcionarios provinciales y nacionales que se negaron a escuchar a los vecinos, y las organizaciones sociales que los acompañamos, pesará lo que suceda en el barrio. Aunque a esta altura de los acontecimientos ya nos preguntamos si tendrán conciencia.

 

Río de la Plata, 20 de agosto de 2012

Foro Regional en Defensa del Río de la Plata, la Salud y el Medio Ambiente

También te podría gustar...