Los vecinos de la localidad de El Pato se organizan para reclamar la red de agua potable

Panel de expositores

Más de medio centenar de vecinos de la localidad berazateguense de El Pato se reunieron el sábado 6 de julio para escuchar una charla sobre el estado del agua que beben los vecinos de esa región. El encuentro, forma parte de la campaña de información, esclarecimiento y organización vecinal acerca del estado del agua que consume la mayoría de los habitantes de El Pato, que juntos venimos realizando los Vecinos Autoconvocados y el Foro Regional en Defensa del Río de la Plata, la Salud y el Medio Ambiente. 

La Dra. Leda Gianuzzi, titular del Taller de Control de potabilidad de aguas de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata, explicó, con lujos de detalles, los resultados del estudio por ellos realizados a fines de 2012, en el que constaron -en casi el 90% de las viviendas seleccionadas- que el agua analizada, es “microbiológica no potable y con propiedades fisicoquímicas no aceptables”. Es decir que el agua que se toma en El Pato no es apta para el consumo humano y en algunos casos ni es aconsejable utilizarla para la higiene personal de sus habitantes. 

Es sabido que los vecinos del lugar no tienen red de agua potable, la que viene siendo reclamada desde hace años y sistemáticamente negada por las autoridades municipales. 

También es conocido que ante esta ausencia en El Pato se toma agua del Pampeano, napa hídrica que se caracteriza por aportar a las aguas subterráneas elementos nocivos tales como Flúor, Arsénico, Nitritos y Nitratos que en muchos casos, dado los altos tenores, impide su utilización como agua potable. Por otro lado, también es común el contacto con los pozos cloacales, los que contaminan las aguas con coliformes fecales. 

Claro que toda presión y movilización tiene sus frutos. Es así como el Municipio informó en su boletín de junio de este año haber llegado con el Ministerio de Planificación Federal, a un “convenio de colaboración y transferencia” para instalar agua corriente en tres barrios de El Pato. Lo paradójico es que el mencionado convenio se firmó con el PROARSA – Programa de Asistencia en Áreas con Riesgo Sanitario-, poniendo de manifiesto que las autoridades municipales conocían los problemas sanitarios que sufren los vecinos desde hace años, por no tener acceso al agua potable, situación que llevó a que la localidad a sea incluida como zona con riesgo sanitario.

Después de escuchar las opiniones vertidas por el Dr. José Martocci, Presidente de la Clínica de Derechos Humanos de la Secretaría de Extensión Universitaria de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de La Plata, que tiene a su cargo el área Jurídica, sobre las alternativas existentes para que los ciudadanos hagan valer su derechos y las vías para reclamarlo, los vecinos resolvieron formar una Comisión permanente para continuar con las gestiones, reclamar el derecho a la información pública, exigir la provisión de agua potable gratuita para todos los vecinos en riesgo y el tendido inmediato de la red  pública de distribución de agua en toda la localidad de El Pato, obras que deberán hacerse con control popular.

Los vecinos del El Pato han decidido agarrar el toro por las astas y exigir uno de los derechos humanos fundamentales que es el acceso al agua potable.

También te podría gustar...