No cambiemos verde por verde$$$$

InterCuencas inicio su “Campaña en Defensa de las Costas y Humedales” del Río de la Plata

El Espacio InterCuencas inicio el sábado 21 de abril su campaña en defensa de las costas y humedales, con una caravana que culminó en el obelisco con un espectáculo musical a cargo del conjunto Los Peces, grupo artístico de las islas del Delta que demuestra con su música y en con las letras de su canciones un profundo compromiso con la defensa de su lugar y origen.

Miles de personas que pasaron por la plaza de la República pudieron observar lo que muestran las fotos de los lugares más agredidos por la  mano del hombre que con su sed insaciable de generar riqueza no para de arrastrarnos hacia un futuro absolutamente incierto.

Como elemento central de la campaña iniciada el sábado, InterCuencas a impreso un folleto “Campaña en Defensa de la Costas y Humedales”, en el que se puede encontrar una importante explicación acerca de la función que cumplen los humedales en nuestro hábitat. El rol que estos juegan en la regulación de los procesos hidrológicos y ecológicos, sosteniendo una gran diversidad biológica de su flora y fauna. Almacenando agua superficial y actuando en la recarga y descarga de los acuíferos. Son una especie de esponja, previniendo y mitigando inundaciones. (Haga clic aqui y podrá  ver el material completo)

Toda la costa del Río de la Plata está amenazada por emprendimientos inmobiliarios, que progresivamente erosionan la ribera, cierran el acceso al río a los sectores más humildes y se convierten en zona de grandes negociados. En estos días, las ventas de tierras en los Palmares del Delta en San Fernando; el desastre de Colony Park; la constante amenaza sobre Punta Querandí en el Tigre; el Vial Costero en Vicente López; la destrucción del Bosque Alegre en San Isidro; la permanente deforestación que ilegalmente produce Techint en la costa de Avellaneda y Quilmes; la construcción de un camino costero y terraplén de hormigón armado de más de 3 metros de altura en Berazategui, son sólo algunos de los ejemplos de los riesgos que corre la ribera del Río de la Plata. 

No es un capricho nuestra exigencia de que toda la costa del Río de la Plata pase a ser cotegorizada como reserva natural protegida, dentro del reordenamiento de lo bosques nativos que ya debería haber hecho la provincia de Buenos Aires y que la OPDS dilata de manera cómplice con quienes están destruyendo nuestras costas, es la única forma de defender los últimos espacios verdes que nos queda a los habitantes ribereños del Gran Buenos Aires.

La campaña iniciada el sábado 21 de abril está apoyada en el convencimiento de que solo una la sociedad civil organizada y movilizada podrá pararles las manos a los apetitos del capital especulador, exigiendo una economía sustentable para una autentica  defensa de los recursos naturales. De nada sirve el dictado de las leyes si éstas se convierten en letra muerta y los gobiernos de turno no destinan los recursos necesarios para poder implementarlas.

También te podría gustar...