Tribunal Latinoamericano del Agua denuncia la contaminación hídrica de la región

Reunido en Buenos Aires, entre el 5 y 9 de noviembre de 2012, el Tribunal Latinoamericano del Agua dio a conocer la “Declaración Latinoamericana del Agua” donde analizan y dan cuenta de la grave situación hídrica que atraviesa la región, no solo por la falta de redes de distribución en la sociedad, sino por la baja calidad de la misma, lo que expone a la población a “riesgos sanitarios y enfermedades”.

“La contaminación hídrica está ampliamente extendida en la región, pues no parece  existir ningún curso de agua, lago o acuífero sin contaminar (…) por conflictos asociados a la deforestación, a la implantación de monocultivos agroindustriales y a la contaminación derivada de los procesos industriales”, señala el pronunciamiento del Tribunal, en el diagnóstico de situación.

Más adelante, aclara: “las principales fuentes de contaminación de las aguas son los vertimientos directos de aguas servida de origen doméstico e industrial. La explotación minera afecta también muchos ríos y zonas costeras. Otra fuente de contaminación proviene del uso a gran escala de fertilizantes y agrotóxicos. Los acuíferos son contaminados por lixiviados de basureros, pozos sépticos, alcantarillados, derrames de petróleo y escorrentías agrícolas”. El informe agrega al respecto que “el deterioro de las aguas en la región se produce en simultáneo a severos desastres inducidos por la devastación ambiental y los cambios climáticos globales”.

Además, la Declaración confirma que “no existe en Latinoamérica una política integral de gestión ambiental de las aguas (…) ni los instrumentos para el control y administración de los sistemas hídricos. Tampoco se han establecido procedimientos adecuados para el manejo de los conflictos suscitados por los usos de las aguas”.

El Tribunal Latinoamericano del Agua declamó, finalmente, los siguientes reclamos (extracto de los puntos significativos)

  • El derecho al agua es un derecho fundamental, inherente a la vida y dignidad humana; derecho a una cantidad y calidad adecuada
  • El agua de la región es patrimonio común de las presentes y futuras generaciones de América Latina
  • La población tiene derecho a participar en los proyectos, obras y decisiones que afecten o puedan afectar los sistemas hídricos a nivel local, nacional e internacional.
  • La población tienen derecho a la información sobre el estado actual y tendencias de los cuerpos de agua y sistemas hídricos
  • La población Latinoamericana tiene derecho a la inversión de los recursos financieros e institucionales para garantizar el ejercicio pleno de su derecho fundamental al agua.

El Tribunal Latinoamericano del Agua es un organismo de naturaleza ética comprometido con la preservación del agua. Una de sus prioridades es garantizar el aprovechamiento del agua como derecho humano para el disfrute de las generaciones actuales y futuras. 

El Tribunal es una instancia internacional, autónoma e independiente, de justicia ambiental, creada con el fin de contribuir a la solución de controversias relacionadas con los sistemas hídricos en América Latina. Fundamenta su actuación en principios de convivencia con la naturaleza, respeto a la dignidad humana y la solidaridad entre personas y organizaciones para la protección del agua. Es una plataforma de justicia alternativa para contribuir a la búsqueda de soluciones a las problemáticas hídricas que afectan a las y los latinoamericanos.

A la fecha, el Tribunal Latinoamericano del Agua ha acogido 58 casos y ha atendido más de 250 consultas.

 

También te podría gustar...