Foro Río de la Plata



Foro Regional en defensa del Río de la Plata, la salud y el medio ambiente.

La contaminación electromagnética

Notas de análisis y opinión:
Relevamiento ambiental de Berazategui

Un enemigo invisible que no está en la agenda política, mientras son cientos los que lo padecen.

imagen_subestacion

Esta contaminación la produce la exposición continua a campos electromagnéticos (CEM) que provienen principalmente de dos fuentes, por un lado las líneas de alta tensión y subestaciones eléctricas y, por otro, de las antenas de telefonía móvil y sistemas de telecomunicación.

A pesar de las luchas populares y la cantidad incontable de estudios científicos que prueban los efectos perniciosos de los CEM para la salud humana continúa la instalación, anárquica, en centros poblados, de las subestaciones eléctricas, el  tendido de redes y la instalación de antenas de telefonía celular.(1)

La realidad nos demuestra, por ejemplo, que la instalación de subestaciones eléctricas (SE) como, Rigolleau en Berazategui, o la ampliación de la potencia instalada en otras (Primavera, Sobral, etc.) no han producido ninguna mejora en el servicio eléctrico domiciliario, tal cual lo advertimos en su momento. Son cientos los hogares que permanentemente están sin electricidad por varios días seguidos y que se repite a lo largo de los años. Lo nuevo que estos cortes es que ahora también sirven de excusa ante la falta de agua.

No ese más recordar que los pobladores de las zonas donde se instalan o amplían la potencia de las SE defienden sus derechos a la salud, una de las principales obligaciones del Estado. Lamentablemente nunca es así, y este termina poniéndose del lado de las multinacionales. Traemos, solo a modo de ejemplo, la dura represión sufrida por los vecinos de los alrededores de la SE Rigolleau cuando salieron a defender sus derechos y fueron despiadadamente atacadas por la Guardia de Infantería de la Policía provincial y la Gendarmería nacional que una vez más se convirtieron en guardianes en verdugos del pueblo con el aval de todas las instancias gubernamentales, incluso la local.policia1

El estudio epidemiológico realizado por un grupo de profesionales de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP (basados en analizar la realidad de la Subestación Sobral y su comparación con la SE Rigolleau), ha demostrado sin lugar a dudas que debe mantenerse una franja de protección mínima de 200 metros de distancia entre el límite exterior de una SE y el primer lugar sensible.

Los políticos, no mantienen ni los compromisos asumidos, ni analizan las propuestas presentadas por los movimientos sociales a través de sus representantes en las Legislatura. A estos proyectos de Ley presentados en la Cámara de Diputados de la Nación y el Senado bonaerense, se sumó la  actuación de la Defensoría del Pueblo de la Nación advirtiendo la necesidad de actualizar la norma 77/98 del Enre y recomendando la aplicación del principio precautorio.

Las presentaciones realizadas en su momento en el Parlamento nacional y la Legislatura bonaerense fueron ignoradas por los bloques mayoritarios. Las recomendaciones de la Defensoría fueron desconocidas.

En aras del progreso se niega a la ciencia y la experiencia de la gente que sufre las consecuencias del electromagnetismo, mientras tanto los gobiernos miran para otro lado y se sigue privilegiando los intereses de las multinacionales de la electricidad y la telefonía celular. Berazategui no es ajena a esta realidad.

 

(1) Organización Mundial de la Salud (OMS).Norma suiza. Resolución de Benevento. Instituto de Biotecnología de la Facultad de Granada. Dictamen del Comité Económico y Social Europeo (año 2011). Funam. (entre otros).