CORONAVIRUS, DONDE ESTÁ EL RESPONSABLE?

Agresión ambiental en el país y el mundo

Foto -Coronavirus, marzo 2020

El tema de la pandemia de Coronavirus se ha instalado en el centro de la preocupación desplazando a otras cuestiones centrales, tan o más preocupantes. Como ha dicho el Dr. Pedro Cahn, epidemiólogo, director de la Fundación Huésped: “Prendés la tele y encontrás noticieros dedicados al coronavirus cuando tenemos dengue, sarampión, sífilis congénita, mueren todos los días personas por VIH, por tuberculosis. Pero esos temas no venden…”.

Nosotros podríamos agregar cáncer causado por los agrotóxicos, por la minería a cielo abierto que no se detiene, por la contaminación del agua.

Pero es muy poco lo que se lee o escucha acerca de los posibles motivos de estas mutaciones permanentes de virus de distintos tipos que asolan a la población mundial.

Con toda claridad Mempo Giardinelli en un artículo publicado en Página/12 el lunes 16 de marzo dice: “Y es que más allá del miedo y el desquicio presentes, son las condiciones ambientales del planeta las que vienen siendo alteradas en todos los órdenes y en todos los continentes, y en consecuencia, el peligro para la humanidad va mucho más allá de cepas y contagios. En realidad, las autoridades planetarias de casi todos los países, y especialmente del hipercapitalismo hegemónico, siguen estropeando el medio ambiente de manera irresponsable y atentatoria contra la paz mundial. Lo que es más letal y sigiloso que todos los virus del mundo”.

Cada año se destruyen 11 millones de hectáreas de selva tropical en el mundo, con todo lo que ello significa en la ruptura del orden ecológico del planeta.

En Argentina, país dependiente, la cuestión ambiental es uno de los problemas más desatendido y hasta negado de los últimos 30 años cuando este tema empezó a conocerse con más fuerza.

Solo en Santiago del Estero, Salta, Chaco y Formosa, se perdieron 113.000 hectáreas en el 2018, debido a la expansión descontrolada de la industria ganadera, particularmente.

La incompleta y ambigua Ley 26331 de Protección de los Bosques Nativos, es negada por las Leyes provinciales. Al lobo se le dio la posibilidad de cuidar a las ovejas.

En menos de 25 años se han vertido más de 500 millones de litros de agrotóxicos, 107 plaguicidas utilizados en Argentina están prohibidos en el mundo y el 33% de ellos son considerados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “altamente peligrosos”, nada detiene este crimen de lesa humanidad a pesar de las luchas y logros parciales que se obtienen y son importantes.

Y está la minería a cielo abierto, el fracking, la falta de respuesta a que hacemos con los residuos sólidos urbanos que todavía se siguen enterrando, la contaminación de los arroyos, etc., etc., etc.

En cada lugar se siente este accionar despiadado de quienes priorizan el negocio por encima de la salud de la población, desde las mentiras de María J. Alsogaray sobre la limpieza del Riachuelo hasta los negocios con los barrios cerrados vinculados a la perdida de cientos de hectáreas de bosques y humedales ribereños o no, porción del negocio depredador en el que están prendidos los intendentes.

En el mismo artículo Mempo G agrega: “El deterioro medioambiental de nuestro país parece indetenible, y se agrava día a día por la irresponsabilidad de los grandes productores agropecuarios y la ya proverbial inacción de autoridades que gobierno tras gobierno claudican en el control del cumplimiento de las leyes”.

Nadie niega la realidad de la pandemia existente. Pero ¿no será una buena oportunidad para pensar porque se pueden producir estos fenómenos contrarios a los normales ciclos de la naturaleza?

Hay que evitar el calentamiento global, que es la causa del cambio climático provocado por las emisiones de gases de efecto invernadero. Para ello cuidemos los bosques, los océanos, los ríos y aprendamos a vivir en consonancia con la naturaleza, como lo hicieron y hacen los pueblos originarios, por nosotros y por las generaciones que vienen.

Foro Regional en Defensa del Río de la Plata, la Salud y el Medio Ambiente

También te podría gustar...