Primer Parlamento por el Agua de la Argentina

En una trascendente jornada, realizada el jueves 25 de octubre en la Facultad de Derecho de la UBA, se constituyó el Parlamento del Agua. En el encuentro participaron más de un centenar de organizaciones ambientales, de derechos humanos y territoriales de distintos puntos del país, junto a un núcleo de legisladores nacionales, provinciales y municipales, dándole al evento una representatividad pocas veces alcanzada. Así entonces quedó conformado el “Primer Parlamento por el Agua de la Argentina”.

La jornada se inició con un panel integrado por Leonardo Pérez Esquivel, representando al grupo InterCuencas RRR y la Dra. Elsa Bruzzone. Fueron ellos los que pusieron en debate algunos de los ejes centrales del encuentro. Leonardo explicó que la privatización del servicio de aguas en manos de la empresa Aguas Argentinas había colapsado cuando la misma se retiro. Pérez Esquivel fue muy contundente cuando explicó que en nuestro país no hay un diagnóstico claro sobre el estado de los acuíferos. Mostró como hay grandes vacíos por donde actúan actores que perjudican el estado del acuífero Puelche y como con las obras que planifica y/o ejecuta Acumar se complica la situación del Río de la Plata, los dos principales proveedores de agua de la región Metropolitana.

Por su parte Elsa Bruzzone comentó que ya en le año 1982 la ONU en la Carta Mundial de la Naturaleza, habló que el intento de acumular recursos escasos creará conflictos en el mundo y que el agua es uno de esos recursos escasos. Durante el desarrollo de la jornada fueron varios los manifestaron que la guerra por el agua ya está en marcha.

Elsa insistió que la mayor parte del agua dulce que existe en el planeta está en las altas montañas, en los glaciares, los que se derriten a consecuencia del cambio climático y así progresivamente nos vamos quedando sin agua porque la mayoría de nuestros ríos nacen en los Andes.

Por otra lado, el 30% del agua dulce está en los acuíferos, aunque a ciencia ciertas aún se desconoce cuanta agua hay en el mundo en estas condiciones, ya que a más de 2000 metros de profundidad es muy difícil ubicar a los acuíferos. Además, son muchos los países, como es nuestro caso, que no hacen exploraciones en búsqueda de aguas subterráneas.

Argentina comparte con Brasil, Uruguay y Paraguay el acuífero Guaraní, que el cuarto en el mundo y el primero en capacidad de recarga. Hoy día, denunció Bruzzone, en el norte de nuestro país existe una empresa que vende al extranjero agua del Guaraní. 

Estamos asistiendo ante una nueva ofensiva de los países centrales para quedarse con el agua. Hoy se enfrentan dos concepciones antagónicas: la Cultura del Muerte y la Cultura de la Vida. La primera concibe al agua como una mercancía, la segunda ubica al agua como un bien social, por cuanto asegura la presencia humana siempre y cuando este no actué en contradicción con la naturaleza. Que el capitalismo es el impulsor de la Cultura de la Muerte quedó claro en el desarrollo del encuentro.

Los presentes se dividieron en cuatro talleres en los que se profundizó cada una de las problemáticas de las que surgieron propuestas que se agregaron a los documentos de convocatoria.

Durante el plenario se siguió sumando ideas e iniciativas que harán de este Parlamento un espacio de investigación y de acumulación de fuerzas. Un espacio para coordinar las luchas en defensa del agua que se producen a lo largo y a lo ancho de nuestro país, tanto en la cordillera como en las provincias centrales y las grandes ciudades.

Las propuestas del Foro

Durante la reunión plenaria el Foro planteó entre otros conceptos los siguientes:

  • No podemos pensar en armar un programa de defensa del agua, sino se pone claridad que es el capitalismo, su sistema de producción y de apropiación de la riqueza los responsables de los desastres planetarios y a quienes debemos pararles la mano para evitar el saqueo.
  • Es necesario generar una fuerte presión sobre los Gobiernos nacionales y provinciales para que generen políticas públicas y apliquen las leyes que como resultado de las luchas populares se les ha logrado arrancar –ejemplo la ley de glaciares-. El Parlamento del Agua deberá ser generador de nuevas propuestas movilizadotas que se conviertan en nuevas leyes.
  • Es necesario sumar al Parlamento y la actividad cotidiana a miles y miles de argentinos, ya que en las manos del pueblo está el éxito de nuestra batalla. Sumemos a la gente sencilla. Por ello hemos planteado con fuerza que en el funcionamiento del Parlamento del Agua no se puede aplicar el criterio de que el pueblo gobierna (en este caso toma las decisiones) a través de sus representantes. Es una acción de todos.
  • Planteamos que se debe poner más énfasis en explicar el verdadero concepto de desarrollo, ya que en nombre del desarrollo las grandes trasnacionales imponen metodologías que generan destrucción, enfermedad y muerte.
  • Se considera que existen en el mundo más de mil millones de personas que hoy no cuentan con un libre acceso al agua potables, pero aún no sabemos con certeza cuanto son los habitantes de la argentina que están en esta situación, por ello hemos planteado la necesidad de un estudio minucioso para conocer esta realidad que nos llevará a documentar que una vez más son los pobres, la gente de menos recursos, los que también sufren este realidad.

Por ello como dice el documento discutido en la jornada constitutiva del Parlamento por el Agua en la Argentina no debemos perder de vista que “el agua en el mundo constituye un recurso limitado, a la vez que un bien común esencial para la vida, la dignidad humana y la salud de los pueblos. Tratándose de un elemento vital cuya escasez se agrava día a día, resulta imprescindible defender sus fuentes y evitar su contaminación, a la vez que impedir su mercantilización y privatización de la misma. Por lo que en estas circunstancias, su defensa y protección es la defensa y protección de la vida humana”.

 

 

También te podría gustar...