Lo que el tiempo nos dejó

El Municipio de Berazategui debió cerrar el basural a cielo abierto que mantenia en Platanos Norte y Villa Mitre

Hace ya unos años que se construyó la autopista Buenos Aires – La Plata, una obra maestra del desprecio por el ambiente y la salud que sienten nuestros gobernantes. Una obra que se convirtió en una gran barrera para el agua que busca naturalmente el Río de la Plata. Una demostración de falta de inteligencia y sentido común. 

Para su construcción se generaron, de ambos lados de la traza, varias canteras de donde se extrajo la tosca que la construcción requería. Una de ellas fue la excavación realizada frente al barrio Plátanos Norte y al costado de Villa Mitre. Cava que costó la vida a un joven del barrio y no pocos inconvenientes a decenas de vecinos del lugar. 

Demás está decir que en su momento nadie fue informado ni consultado. Pero el municipio sacó la tosca que vendió a la empresa constructora de la autopista, haciendo oído sordo a quienes buscaban respuesta a lo que estaba pasando. 

Pasaron algunos años y la misma municipalidad que ilegalmente realizó la excavación, ya que esta resultó no ser propietaria de las tierras, resolvió –como ha hecho en otros lugares- rellenar el lugar, que ya era una laguna, con basura de todo tipo y convirtió al predio en el basural a cielo abierto más grande de la región, y por tal en un generador de enfermedades. 

Larga y desigual fue la lucha de los vecinos del lugar, acompañados por el Foro, para llegar a la actual situación: ya no se tira más basura y las miles de toneladas que allí se encuentran empieza a ser tapada con tierra. Un aliciente, pero aún no es una solución

Se tardó dos años y medio para que el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) realizara una inspección al lugar lo que habla de la connivencia entre el gobierno municipal y la provincia. Después de la denuncia que realizamos el 7 de marzo de 2012 recien el 2 de julio pasado se hizo presente la OPDS en el lugar,  resolviendo que antes del 2 de agosto el Municipio debe presentar un cronograma con las tareas de saneamiento que dicen estar efectuando y las que a futuro van a implementar. Además, deberán informar acerca de las tareas ambientales de base en el área y el destino final del predio, todo esto junto a los tiempos que llevará las obras. 

Se ha dado un paso importante, pero el tema no está cerrado. El tiempo ha dejado en esas 6 hectáreas una bomba de tiempo, con enorme riesgo para la población lindera. Aun queda por saber como se saneará el predio y como se trataran los gases que generan los Residuos Sólidos Urbanos (RSU), ya que como cualquier gas, los que producen los RSU -venteados sin tratamiento previo- son un serio contaminante del aire. Además, es necesario saber cómo se combatirá la presencia de ratas y sus consecuencias. Entre otras cosas. 

El riesgo aún perdura, pero ya se dio el primer paso: cerrar el basural. Lo que muestra una vez más que con la lucha popular, en unidad y sin concesiones, se puede hacer valer nuestros derechos. 

Hoy el basural está cerrado, pero el tema no está terminado. Los vecinos tienen claro que no hay que bajar los brazos y seguir en alerta. Pero en Plátanos Norte y Villa Mitre ya corren otros vientos y con menos olores nauseabundos.

También te podría gustar...