LOS INFORMES DEL FORO PRIMER ENTREGA: EL AGUA EN BERAZATEGUI

Como en otras oportunidades presentaremos nuestra visión de la situación socio-ambiental y sanitaria en Berazategui o en al menos algunos de sus puntos más débiles. En nuestro análisis está presente el contexto general de crisis ambiental que vive el país, siempre dominadas por los grandes mercaderes del negocio.

El agua

Desde el año 2016 que Berazategui fue afectada por una pandemia de Shigella, que expuso las falencias en el sistema de cloración y distribución del agua en el Distrito (a cargo de la autoridad municipal), oportunidad en que se demostró  que el Puelche (acuífero donde se extrae el agua que consumimos los berazateguenses) no presenta contaminación  biológica, sino que se produjo y se produce en el proceso de extracción y distribución del agua a lo que en los últimos dos años  (al menos) se vio agravado por la falta parcial o total de este líquido vital para la vida.

El día 1º de febrero hemos presentado una nota dirigida al Intendente Municipal, Dr. Juan J. Mussi, junto a un grupo de vecinos, activistas sociales y ambientales sintiéndonos respaldados en el art. 28 de la Constitución Provincial y 41 de la Constitución Nacional, a fin de denunciar el colapso de la provisión de agua potable en distintos barrios del municipio y la completa interrupción del servicio; esto recordamos, en el marco de un  verano con altas temperaturas y de una pandemia que obliga a cuidados e higiene permanente, que miles de vecinos no pueden cumplir.

La Ley provincial 14.782/15 reconoce el acceso al agua potable para consumo y uso personal y domestico tanto como al saneamiento como un derecho humano, que en nuestro municipio se vulnera en forma constante y estructural.

En esta nota pedimos una solución inmediata que aborde la coyuntura de extrema emergencia y una audiencia con el Sr. Intendente.

Un reclamo similar hemos realizado, con el patrocinio de la Clínica Jurídica de Derechos Humanos de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional de la Plata, en la Defensoría del Pueblo de Buenos Aires y su delegación en Berazategui a fin de denunciar el colapso de la provisión de agua potable en distintos barrios del municipio, la completa interrupción del servicio, y de “solicitar que de acuerdo al art. 55 de la Constitución Provincial de Buenos Aires y como supervisor de la eficacia de los servicios públicos, intervenga creando un espacio de dialogo donde podamos exponer la problemática”..

Simultáneamente, en más de una oportunidad los medios locales han publicado reclamos de vecinos que llevan días y hasta semanas sin agua, hecho que refuerza nuestro posicionamiento.

Por otro lado, hemos tenido acceso a un estudio realizado por el Dr. Marcos Biondo y el Sr, Nicolás Lona Kleinert (con difusión pública), que pone de manifiesto que solo el 33,6% de quienes están alcanzados por la distribución domiciliaria utiliza el agua de red. “La desconfianza en el servicio de red es un gran problema puesto que no todos tienen la posibilidad de acceder a contratar servicios alternativos, como filtros de agua, conexiones privadas o la compra periódica de agua envasada” dice el estudio citado. Más adelante agregan que: “Durante el año 2020 el 92,4 % de las personas encuestadas han sufrido cortes en el suministro de agua. En muchos casos no sería tan grave, si fueran cortes aislados y de corto plazo, pero lo cierto es que el 72% de los encuestados han respondido que estos cortes han sido habituales o muy habituales”.

Resultado de un estudio similar al realizado por el Foro y otras organizaciones sociales y políticas que presentamos a comienzo del año 2020.

SILENCIO ABSOLUTO ES EL RESULTADO DE NUESTRA GESTIÓN, la única respuesta es el aumento de tasas que sufrimos este año (alrededor del 30%) y la promesa publicitaria de la realización de 21 nuevos pozos de agua con financiamiento provincial y nacional, sin ningún tipo de especificación, ni tipificación, ni lugar de realización. Cero informaciones acerca de la red de distribución. Solo publicidad.

Pero como algo hay que hacer, el Intendente Municipal a través del decreto 20/21 -con fecha 4 de enero del corriente- resolvió la “suspensión hasta el 31 de julio la presentación de Solicitudes de factibilidad de proyectos con destinos de vivienda multifamiliares y/u oficina”, dentro del área del centro de la ciudad. Lo que en buen criollo es aceptar un negocio inmobiliario que puso al borde del caos los servicios esenciales de la zona.

Seguimos en el camino de la denuncia, el reclamo y la lucha, impulsando la movilización social para que seamos escuchados.

El mundo vive una segunda ola de Covid-19 y por ello se sigue insistiendo en el cuidado de la higiene, donde el agua es vital. No se puede creer tanto cinismo.

YA NO HAY MÁS TIEMPO. EL FUTURO ES HOY


También te podría gustar...