Protesta por una mudanza de aves silvestres

La mudanza parcial de la Estación Biológica de Aves Silvestres -EBAS- a la Estación de Cría de Animales Silvestres -ECAS- preocupa a proteccionistas y ambientalistas de la región quienes días atrás realizaron un festival artístico en el parque Pereyra Iraola para promover la concientización acerca del sufrimiento que le ocasiona a las aves cambiar de hábitat.

El establecimiento situado en calle 403 y Camino Belgrano pertenece al Ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincia y fue inaugurado en el año 1979 durante el primer Encuentro Iberoamericano de Ornitología y Mundial de Ecología y Comportamiento de Aves. Su objetivo es desarrollar acciones para conservar las especies de aves rapaces que habitan el área del gran La Plata y partidos vecinos.

Los integrantes de la Asamblea en Defensa de la Reserva de la Biosfera del Parque Pereyra Iraola y el Foro Regional en Defensa del Rio de La Plata la Salud y el Medio Ambiente, denunciaron que en julio pasado el Ministerio ordenó el “desmantelamiento” de EBAS y su traslado al ECAS.

EL ESTRES

“Había aves que estaban en recuperación para ser exhibidas, no se consideró el estrés que eso les produciría, el consiguiente sufrimiento y en algunos casos su muerte. Por eso decidimos juntar firmas para revertir la situación, hay una centena de aves en recuperación que esperan ayuda”, se informó en la entidad.

Cabe aclararse que la Estación de Aves realiza monitoreos del estado poblacional de las especies rapaces que viven en el área del Gran La Plata y partidos aledaños. También se rehabilitan las aves provenientes de secuestros de organismos de fiscalización y entregados por particulares que los encuentran en la vía publica. Si bien se intentó consultar a la cartera pública sobre el objetivo del traslado de esa estación, sólo se pudo confirmar de manera extraoficial que se mudó al ECAS el área administrativa y algunas aves.

La Estación de Aves, ubicada en la reserva de la biosfera del parque, contaba con oficinas, jaulones, laboratorio y salas de incubación y cría. En el lugar se propiciaban tareas educativas y conservacionistas orientadas a estudiantes de ciclo primario y secundario y al público general. Con el temor de que la mudanza interrumpa esas tareas, en la jornada de reflexión que se hizo frente al ECAS, se abordaron las consecuencias que puede ocasionar el desmantelamiento de la Estación Biológica de Aves Silvestres. “En el 2007 el EBAS fue avalado por la UNESCO por ser parte de la reserva de la biosfera del parque, queremos que se tome conciencia para evitar el sufrimiento de las aves y que corran el riesgo de morirse”, dijo uno de los proteccionistas consultados.

 

 

También te podría gustar...