Puerto Trinidad. El pueblo cumple con el aislamiento social y los negocios inmobiliarios siguen destruyendo el Bosque de Hudson.

Primera defortestación de Puerto Trinidad

Primera deforestación de Puerto Trinidad

Por segunda vez en los últimos años los negocios inmobiliarios del Barrio Cerrado Puerto Trinidad están desmontando una considerable superficie de bosques nativos existente en ese predio.

Desde el Foro, al igual que ya lo había realizado la semana anterior la Asamblea en Defensa de los Humedales de Hudson – HOCO, denunciamos la devastación que se está llevando en este megaemprendimiento, el más antiguo de la zona ribereña local.

Ya en el año 1996/97 cuando Beccar Varela Desarrollos inicio la construcción del emprendimiento había inundado y rellenado una parte sustancial del predio produciendo una verdadera devastación del bosque. La denuncia de un negociado paralizó todas las obras por varios años lo que permitió que el bosque se recuperara. Ahora han vuelto a la carga violando en esta oportunidad la Ley General del Ambiente, la Ley Provincial de Reordenamiento Territorial y la Ley Nacional de Bosques, ante el silencio cómplice de la autoridad de aplicación el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) y el Gobierno Municipal.

Según fotos aéreas registradas por la Asamblea HOCO el desmonte y relleno ilegal detectados en los meses de abril, mayo y junio se produjo sobre una zona proPuerto trinidad fototegida, en este caso de categoría amarilla (II), (como puede observarse en el gráfico de esta nota).

Según la Ley de Protección Ambiental de los Bosques Nativos (Nº 26.331) se cataloga a los bosque categoría II (amarillo) “como  sectores de mediano valor de conservación, que pueden estar degradados pero que a juicio de la autoridad de aplicación jurisdiccional con la implementación de actividades de restauración pueden tener un valor alto de conservación”, lo que ya había sido demostrado por la propia naturaleza, y el art. 14 de la mencionada ley expresamente prohíbe, bajo toda circunstancias, que “no podrán autorizarse desmontes de bosques nativos clasificados en las Categorías I (rojo) y II (amarillo)”.

Ante esta situación, con fecha 16 de junio, hemos presentado la correspondiente denuncia ante el OPDS solicitando toda la información por la cual la adjudicataria de Puerto Trinidad haya estado autorizada a tal desmonte, de quien surgió la autorización tanto para el desmonte como para el movimiento de suelo que se está llevando a cabo, que se nos remita el estudio de impacto ambiental correspondiente realizado sobre la zona afectada y se informe cuáles son las acciones tomadas por el organismo provincial para evitar los daños mencionados.

Simultáneamente hemos anoticiado del hecho a la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires y al Sr. Intendente Municipal, Dr. Juan J. Mussi, reclamando la inmediata intervención.

De continuarse así, sin que se tomen medidas concretas el bosque de Hudson, sus humedales y valles de inundación, como hemos repetido infinidad de veces, serán absolutamente destruidas en muy pocos años.

Una vez más reclamamos, que la Justicia ordene medidas contra la construcción ilegal del murallón y camino costero; se proteja el Bosque y humedales aún existentes; se detenga definitivamente la construcción del Barrio Elcano; se restaure las 800 hectáreas ocupadas por Logoon Hudson y se declare a toda la zona RESERVA NATURAL PROTEGIDA.

 

También te podría gustar...