Una rápida recorrida por los 20 años del foro

Es casi un imposible detenerse en cada hecho de estos últimos años en los que el Foro tuvo una participación activa, aunque quien quiera profundizar en el camino recorrido podrá recurrir a nuestra página web o nuestro Facebook.

Cuando uno se pone a escribir se amontonan los recuerdos y aparece el riesgo de perderse en los detalles, porque estos son de enorme riqueza. Por eso vamos a tratar de ordenar los recuerdos, sin acudir demasiado a los apuntes. Quizás eso lo haga más llevadero y fácil de leer.

Nacimos en abril de 2000, allí juntos con el siglo, como resultado de una iniciativa que nació en un grupo pequeño (4 o 5 en las primeras reuniones) quienes nos dimos como tarea convocar a todo el espacio social y político posible. Teníamos como punto de partida presionar para detener la contaminación del Río de la Plata y para ello contábamos con toda la experiencia acumulada por el ex concejal Esteban Biondo, que por aquellos años había demandado a la ministra del menemismo María J. Alsogaray. Quizás por ello nacimos con el nombre de Foro en Defensa del Río de la Plata y su Ecosistema. En pocos días ya formamos el grupo inicial.

Reunión de creación del Foro en la Biblioteca Belgrano

La reunión de lanzamiento del Foro fue realmente muy importante: el salón de la Biblioteca Popular Manuel Belgrano quedó chico, participaron legisladores provinciales y nacionales, concejales, ex concejales, movimientos, dirigentes y militantes sociales, Fundaciones, organizaciones defensoras de los Derechos de los Consumidores, vecinas y vecinos, estudiantes, profesionales, entre otros, que iban desde Punta Indio hasta Avellaneda, generando un precedente en la batalla en defensa del Medio Ambiente, inusual para esa época.

En la reunión se recogieron una enorme cantidad de sugerencias, opiniones que ayudaron a orientar la labor futura del Foro. Obviamente, la cantidad y calidad de la participación generó un gran impulso y entusiasmo.

Con el pasar del tiempo y fruto de varias conversaciones el Foro fue adoptando su perfil. Descartamos ser una organización de segundo grado, es decir que desechamos ser representantes de organizaciones y dejamos afirmado que todo el mundo tenía el mismo derecho a participar, es decir desde organizaciones con representación hasta vecinos/as que lo hicieran a título personal.

Decidimos desechar la idea de convertirnos en una ONG y obtener personería jurídica, pues por eso nos habíamos constituido como Foro: es decir un espacio para el libre debate y toma de decisiones sin estar atados a ninguna obligación que fuera más allá de la defensa del Medio Ambiente y de las decisiones colectivas. Como resultado de este concepto de principio nunca tuvimos la clásica estructura de Presidente, Secretario, etc., sino que nombramos coordinadores (no fijos) que eran los encargados de impulsar las iniciativas que surgieran de las reuniones abiertas. Obviamente estos coordinadores fueron cambiando de acuerdo a la actividad y el tiempo que disponían. Esta idea produjo que al poco tiempo de nacer algunas organizaciones y personas abandonaran el Foro porque no comulgaban con este método de trabajo. Como así también fueron llegando otras.

Otro principio básico que con el tiempo fue adquiriendo forma fue la idea de siempre trabajar con los afectados (es decir con los vecinos del lugar) y ayudar a impulsar y organizar las luchas pero nunca ser nosotros los protagonistas principales. Nuestra premisa siempre fue esclarecer sobre las distintas problemáticas ambientales estando en la calle, dando charlas, realizando exposiciones en distintos lugares de la provincia o participando en debates a la vez que acompañaba la lucha popular por sus derechos. Esta idea llevó un tiempo pero fue instalándose en nuestro accionar, a tal punto que hoy en día el Foro cuenta con núcleos de amigos en distintos lugares que se sienten miembros del Foro aunque su participación no sea permanente y, lo que es más importante, una cantidad importante de profesionales, científicos e investigadores que acompañan nuestra actividad y nos nutren de conocimientos de manera permanente, muchas veces de manera anónima.

Nuestra primera gran iniciativa fue oponernos, junto a otras organizaciones sociales, a la peregrina intensión del entonces Intendente de Berazategui, Carlos Infanzón, de impulsar entre gallos y medianoche la construcción de un barrio de torres en la Selva Marginal de Hudson, en los límites con la ciudad de Villa Elisa, en tierras que administraba el CEAMSE. Trabajo muy intenso que generó la presentación exitosa de una medida cautelar para impedir la apertura de los sobres de la licitación, que continuó con una Audiencia en la Legislatura y que terminó impidiendo la construcción de ese emprendimiento inmobiliario y que se lograra la declaración de la Selva Marginal como Reserva Natural Protegida. Recordamos que el movimiento Hombre Nuevo y el fallecido concejal Ángel Gallese jugaron un destacado papel.

Poco tiempo después surgieron las primeras caminatas por el bosque y la selva para conocer el lugar, las que fueron acompañadas por grandes grupos de personas. Caminatas que al día de hoy se mantienen y se han extendido como iniciativa en distintos lugares de la región. Es decir que el Foro viene batallando hace casi 20 años en defensa de la biodiversidad ribereña.

Primer caminata en la Selva Marginal organizada por el Foro

Todos esos primeros años, mientras acompañábamos reclamos puntuales que realizaban los vecinos en la región, centramos gran parte de nuestro esfuerzo en denunciar la contaminación existente en el Río de la Plata, la ausencia de una planta de tratamiento de líquidos cloacales en la costa de Berazategui.

Posteriormente hicimos lo mismo demostrando que la enorme fortuna invertida en la llamada Planta del Centenario no fue para construir una Planta de Tratamiento Integral de Líquidos cloacales y que solo realiza solo uno de los pasos que requiere una planta de esas características. Hoy solo desarena y quita las grasa de superficie junto con retirar grandes objetos y triturar los sólidos a través de un sistema de mallas metálicas, es decir no elimina los contaminantes que pasan libremente al río. La extensión del difusor nunca se realizó.

Actividad en la peatonal reclamando por la Planta de Tratamiento de Liquido cloacales

Algunos memoriosos recuerdan la caravana realizada al Palacio de Tribunales, llevando un inodoro gigante con una gran cañilla demostrativo de que al Río de la Plata es bebedero y cloaca a la vez. Movida en la exigíamos una planta de tratamiento integral.

Ese día, participamos de la Audiencia Judicial convocada por la Corte Suprema, la que al final del proceso no dictaminó sobre la cuestión de fondo y remitió el caso al Tribunal de origen que impuso una indemnización a la empresa Aguas Argentinas S.A. por la contaminación causada en la costa de Berazategui, dinero que el Dr. Mussi terminó invirtiendo en el ensanchamiento de la Av. Mitre hoy Néstor Kirchner.

Con el pasar de los años ampliamos nuestro trabajo, la dinámica de los acontecimientos no llevó a fusionarnos con el Foro de Salud de Berazategui y fue allí que modificamos el nombre y pasamos a ser Foro Regional en Defensa del Río de la Plata, la salud y el medio ambiente. Agregando un concepto fundamental que es el convencimiento de que la lucha ambiental es integral y que está estrechamente ligada a la salud de la población.

En el año 2007 impulsamos junto a la Asociación Amigos de la Boca, la Asamblea de Delta y Río de la Plata y los Abogados Ambientalistas, la creación de InterCuencas RRR un espacio para luchar por el saneamiento de las tres cuencas Reconquista, Riachuelo, Río de la Plata, sumando más tarde la del río Lujan. Grupo que tuvo y tiene participación en decenas de luchas.

La batalla contra el electromagnetismo nos tuvo como uno de los animadores principales. Destacándose la batalla por impedir la instalación de la Subestación Rigolleau, el levantamiento de Sobral, la ampliación de la SE Ezpeleta (en el barrio Primavera), años después contra el lugar donde se pretendió instalar la SE que daría electricidad a la electrificación del Ferrocarril Roca. También acompañamos la pelea de los vecinos de Vicente López, Córdoba y San Nicolás que tenían luchas similares.

Con el tiempo nos dimos cuenta que necesitábamos un estudio científico y una Ley para apoyar la lucha. El estudio se obtuvo gracias a un sostenido trabajo de un grupo de profesionales, pero la ley aunque se redactó un buen proyecto quedó trunca.

En medio de estas movilizaciones realizamos a junto profesionales, vecinos y otras organizaciones un Estudio Epidemiológico comparativo de los barrios San Francisco y Sobral y trabajamos duramente con algunos asesores legislativos una Ley de presupuestos mínimos sobre electromagnetismo que nunca logramos que se tratara ni en comisión, tanto en el Congreso Nacional como en la Legislatura provincial.

Siempre acompañando a los vecinos y muchas veces junto a otras organizaciones, logramos que se cierren varios basurales abiertos que impulsaba el Municipio, la planta trucha que quisieron construir en El Pato o los acuerdos antipopulares con el Municipio de F. Varela (luchas detalladas en el escrito de Hugo Pristupa).

El Foro estuvo en las pocas Audiencias Públicas para fundamentar el por qué de nuestra oposición a la construcción de los barrios privados.

Estuvimos junto a vecinos y organizaciones de Gualeguaychú en el reclamo contra la pastera en Fray Bentos (Uruguay).

Actividad contra las pasteras en Fray Bentos, Uruguay, en la costa de Quilmes

Acompañamos a los vecinos en su reclamo contra la tosquera de Ranelagh.

La lucha contra la construcción de la Autopista Presidente Perón, que intentaba atravesar el corazón del Parque Pereyra, nos tuvo entre sus principales motorizadores, así como la pelea por resguardar el Parque, llegando a impulsar la creación de un grupo que se denominó Amigos del Parque Pereyra (más información acá).

Entre nuestros logros mayores anotamos el haber dados los primeros pasos en la defensa de la reserva en la costa en Quilmes y Avellaneda, ayudando a que naciera la Asamblea No a la Entrega de la Costa Quilmes – Avellaneda, que se ha convertido en un potente movimiento y que nos llena de alegría pertenecer al mismo.

La pelea por el agua y las cloacas nos tuvo y nos tiene, junto a otros sectores sociales y políticos, como animadores permanentes. Con presencia en los barrios, encuestas y juntadas de firmas logramos darle fuerza al reclamo obviamente desconocido por las autoridades. Así como no ahorramos esfuerzos en denunciar y actuar durante la epidemia de gastroenterocolitis en Berazategui.

Así fueron pasando los años entre conquistas y derrotas, pero siempre con un norte claro que es la defensa de los Derechos Ambientales y de la Naturaleza.

Solo dos palabras para insistir que una constante del gobierno municipal es desconocer nuestros reclamos, aunque lo peor es la falta de respuesta a la sociedad como cuestiones tan serias como el derrame de mercurio producido hace tres años y que aún se desconoce todo al respecto. El Foro desde que se produjo este hecho que costó la vida a una adolescente reclamó el esclarecimiento del hecho.

Estos últimos años nos encuentra concentrados nuevamente en la defensa de los recursos en la ribera de Hudson particularmente y en la denuncia por la falta de agua en Berazategui, que se está convirtiendo en un flagelo sanitario en medio de una pandemia de las dimensiones de la que vivimos. Esto no significa que no sigamos con preocupación todos los problemas socioambientales de la región, como puede leerse en la serie de notas que hemos sacado hace dos meses con motivo de nuestro cumpleaños.

Varios artículos hemos publicado en estos últimos años sobre el significado del ecocidio que se está cometiendo con la biodiversidad ribereña, la destrucción de bosques y humedales en beneficio de los emprendimientos inmobiliarios, denunciando sistemáticamente la responsabilidad del gobierno municipal y el OPDS.

A través de un recurso de amparo logramos detener la construcción del murallón y comino costero que interrumpe el flujo normal del agua dulce hacia el bosque.

No podemos dejar de manifestar nuestra alegría de que se hayan alzado otras voces en reclamo por los mismos derechos (más información aquí y aquí).

Muchas cosas más, han sucedido a lo largo de 20 años. Esperamos haber hecho una síntesis de lo sustancial.

No podemos terminar este recorrido sin agradecer a quienes desde la academia y las investigación nos han acompañado y lo siguen haciendo (facultades, profesionales, investigadores, especialistas, etc.). Como tampoco a esa inmensa cantidad de vecinos anónimos que nos acompañaron en una y mil movilizaciones y reclamos.

De la misma manera que no podríamos dejar de recordar el esfuerzo de decenas de amigos que pasaron por el Foro y dejaron su impronta a lo largo de estos años. Nos permitimos recordar a Juan Carlos Longhi, Monica Colman, Esteban Biondo, Rodolfo Cabral, Jorge Marmorato y Juanita Villalba, entre muchos otros.

También queremos recordar a quienes no están más físicamente aunque permanecen siempre junto a nosotros: Julio Betancur, Tony Paravia, Alfredo Tuchin, Héctor Casazza, Carlos Moreno.

Estamos seguros que hemos dado nuestro aporte a la lucha en defensa del planeta, desde la defensa de nuestra región. Esto no sirve más que para redoblar nuestro esfuerzo en búsqueda de un horizonte cargado de esperanzas.

También te podría gustar...